Portada » La socialista Idoia Mendía ya no disimula y se une a PNV y Bildu para no condenar los homenajes a ETA
Actualidad

La socialista Idoia Mendía ya no disimula y se une a PNV y Bildu para no condenar los homenajes a ETA

La intención de Amaia Martínez, parlamentaria del partido de Abascal, es conocer y poder sancionar a quienes jalean a sanguinarios terroristas y humillan a sus víctimas

Dejó claras sus intenciones a finales de septiembre de 2020 cuando jaleó el acuerdo entre Pedro Sánchez y Bildu.

La socialista Idoia Mendía, cuya palabra vale menos que una moneda de tres euros, siempre ha jugado con ases escondidos en la manga.

La misma política que es capaz de renegar del partido de Arnaldo Otegi hasta la mismísima náusea, luego es capaz de hacerse una foto navideña con el proetarra o calificar de histórico el pacto al que ha llegado el presidente del Gobierno con los herederos poilíticos de ETA para poder sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Mendía, vicepresidenta del Gobierno vasco, perpetra ahora otro gesto más que va directo al corazón de las víctimas del terrorismo.

VOX, con escaño en el Parlamento vasco, había propuesto un debate sobre la prohibición tajante de homenajes a los etarras. La socialista, ni corta ni perezosa, ha unido sus votos a los del PNV y Bildu para evitar siquiera que esa petición del partido de Santiago Abascal llegue a ser tratada en comisión parlamentaria.

Amaia Martínez, la diputada de VOX, planteaba algo lógico, una especie de protocolo que investigue correctamente todo el proceso de los homenajes a etarras, desde su convocatoria hasta su desenlace.

Sin embargo, para los socialistas, a través de su portavoz en la Cámara vasca, Eneko Andueza, la propuesta del partido de Abascal no traía ninguna novedad. Según sus palabras:

La propuesta de VOX no aportaba nada nuevo en relación al debate sobre los homenajes a los etarras. De hecho, en octubre de 2019 ya se aprobó una iniciativa similar mediante la cual se condenaban este tipo de actos lesivos para la memoria y el dolor de las víctimas.

Julen Arzuaga, el portavoz de EH Bildu, dijo tajantemente que su partido no tiene nada que debatir con VOX, al que considera no solo una fuerza fascista, sino que además hay que combatir a diario:

Nuestra formaciónno debate con el fascismo, sino que lo combate ayer, hoy y siempre. Negamos legitimidad a una posición política que precisamente hace de la negación y de la imposición contra derechos y libertades fundamentales su posición política.

Mientras, la coalición Partido Popular-Ciudadanos, en palabras del portavoz Carmelo Barrio, aseguraba que el PSOE se ha entregado por entero a nacionalistas y a proetarras:

El posicionamiento de los socialistas es otra muestra de claudicación. Ha preferido no participar en el debate parlamentario y ser un nudo más del cordón sanitario a Vox promovido por PNV-Bildu.

EL PROTOCOLO PROPUESTO POR VOX

La propuesta ignorada por socialistas, nacionalistas, bilduetarras y podemitas consiste simplemente en saber previamente qué tipo de homenaje se pretende hacer, quién será el ‘agasajado’ y qué tipo de consignas se van a vociferar durante el acto.

Así lo exponía claramente Amaia Martínez, la diputada de VOX:

El Parlamento insta al Departamento de Seguridad del Gobierno vasco a que en el plazo de tres meses desarrolle un protocolo específico para que la ertzaintza garantice la correcta investigación de los actos efectuados en público que entrañen desprecio, descrédito o humillación de las víctimas o de sus familiares, exaltación del terrorismo, homenaje o concesión pública de distinciones públicas a los terroristas atendiendo a que se vulnera la ley 4/2008 del 19 de junio de reconocimiento y de reparación a las víctimas del terrorismo emanada de este Parlamento.

Estos protocolos específicos de actuación policial, que en otras materias consideradas de ser delictivas existen, deberían de consistir en recabar una información veraz en el momento en el que se comunica a una administración pública la celebración del acto, cuál es el motivo de la celebración, a quién van a brindar ese homenaje, en qué va a consistir, qué lemas se van a reflejar en las pancartas, si es silenciosa o no, las consignas que se van a gritar…

Les aseguro que si en ese protocolo que tendría que incidir en la recogida de datos de esa comunicación inicial y en el posterior informe detallado de la ertzaintza aparecieran todos y cada uno de los nombres a los que ha asesinado el individuo al que se va a honrar, o se tramitarían las correspondientes sanciones administrativas si el acto deriva en algo diferente a lo que se ha convocado, esto terminaría de una vez por todas con estos vergonzosos actos, que los organizan con el único fin de humillar a las víctimas del terrorismo y describir un relato falso sobre la banda criminal.

----