Las funerarias solicitan desde hace meses que se establezca una coordinación más estable y fluida con la Administración central y las regionales, y denuncian una falta de interlocución. Alfredo Gosálvez advierte de que «no se puede ir detrás de la pandemia. En esta ocasión tenemos que tratar de ir por delante. Debemos evitar un nuevo desabastecimiento y otro colapso, máxime cuando hay una posible conjunción con la gripe otoñal».