fbpx
Portada » Los cargos de Podemos acumulan más de 3 millones en préstamos de los bancos a los que demonizan
Actualidad

Los cargos de Podemos acumulan más de 3 millones en préstamos de los bancos a los que demonizan

Los cargos de Podemos acumulan más de 3 millones en préstamos de los bancos a los que demonizan

Una treintena de los diputados y senadores de Podemos acumulan una ‘deuda’de más de 3 millones de euros en préstamos concedidos por los bancos, convertidos ahora en el blanco de sus críticas en la campaña para las elecciones del 28A.

En el Congreso son los líderes de la formación, Pablo Iglesias e Irene Montero,los que acumulan un mayor importe por devolver, 270.000 euros cada uno de los 540.000 euros que les concedió Caja de Ingenieros para afrontar el pago de su chalé de Galapagar (Madrid).

Rosa María Martínez es la siguiente en la lista, con un préstamo concedido en 2006 por Ibercaja por importe de 252.000 euros. Según la declaración de bienes registrada en el Congreso al inicio de la legislatura, en 2016, le quedaban aún pendientes por devolver 112.417,93 euros.

Alberto Montero, diputado por Málaga, solicitó en 2009 un préstamo hipotecario de 222.700 euros, de los cuales debe pagar todavía 195.004,82 euros.

Le siguen, en cuanto a la cuantía de los importes pendientes, Joan Mena (En Comú Podem), con 166.118 euros por amortizar, de un crédito de 199.999 euros. O Miguel Vila, que en 2016 debía 166.092,97 euros de un crédito de 183.300.

La diputada y responsable de Medio Ambiente en Izquierda Unida, Eva García Sempere, recibió, en 2004, 208.350,89 euros del Banco Santander, de los que debe reintegrar aún 149.995,32 euros. Y María Auxiliadora Honorato aún tiene pendientes 137.290,70 de un préstamo de 165.000. El umbral de los 100.000 euros por pagar lo completa Jorge Luis Bail, diputado por Huesca, que debe precisamente esa cifra de un préstamo por el mismo importe.

Ya por debajo, se encuentran ‘hipotecados’ como Juanma del Olmo, que apenas ha liquidado 6.000 euros de un préstamo de 93.000, Sonia Farré (77.467,99 de un préstamo de 126.213), Rosana Pastor (63.290,59 euros de 73.000), Yolanda Díaz (63.000 de 168.284 euros concedidos), Juan López de Uralde, líder de Equo (con 59.006 euros aún pendientes de un préstamo de 110.214 euros) o Juan Antonio Delgado, el guardia civil de Podemos, que tiene pendientes de amortizar 53.041,04 de un crédito de 66.296,26.

Por debajo de esa cifra están otros cinco diputados, cerrando la lista Ricardo Sixto, parlamentario de la circunscripción de Valencia, que debe 11.610 euros de un préstamo de 52.000.

En el Senado

En la Cámara Alta, es Pilar Garrido, elegida por Guipúzcoa y portavoz precisamente en la comisión sobre financiación de los partidos políticos, la que tiene más cantidad pendiente de devolución. En concreto, Garrido recibió un préstamo de Bankoa Crédit Agricole, en 2013 y por importe de 240.000 euros, de los que le quedan por amortizar 213.000. También tiene otro de La Caixa de 180.000 con 98.727,7 aún por devolver.

Joan Comorera recibió en 2005 un préstamo de Bankia por 244.374,88 euros, de los que tiene pendientes 182.722,26, e Ignacio Bernal debe pagar 118.000 euros de un préstamo hipotecario de 134.000 concedido en 2011.

Por su parte, María Freixanet tiene su hipoteca firmada con Triodos Bank, que le concedió un préstamo de 60.000 euros en 2014, de los que le quedan 56.486,075.

Vicenta Jiménez tiene 35.336,79 euros pendientes de un préstamo de 75.000 concedido en 2004 para adquirir su vivienda.

Sara Vilà recibió en 2006 un préstamo para vivienda habitual por importe de 87.000 euros, de los que le quedan 48.111,91. Además, declara otro préstamo particular de 2017 de 17.000 euros, del que tiene pendiente aún 13.500. Virginia Felipe recibió un préstamo de Banco Santander de 21.000 euros en 2008, de los que le quedan por devolver 2.700. Y María Concepción Palencia, otro, en 2009, de 125.108,75 euros. Tiene pendientes 5.995.

Objetivo de Podemos

Podemos ha focalizado en los bancos uno de los principales ataques de su campaña electoral.

La formación de Pablo Iglesias, que trata de volver a sus orígenes del 15M con críticas al sistema capitalista, ha avanzado que en su programa recogerá que las entidades no puedan financiar campañas electorales y que no tengan participaciones en los grandes medios de comunicación.

“No es sano para la democracia que los bancos metan sus manos en los partidos políticos y en los medios de comunicación”, aseveró este lunes la portavoz, Noelia Vera.

Se trata de una nueva ‘cruzada’ del partido contra los bancos que, dicen, “invierten en negocios que en teoría no van bien, e incluso tienen pérdidas, porque en ellos se mueve cierto poder”.

Podemos lleva tiempo explotando su mensaje contra la banca. La formación reclamó a Pedro Sánchez, por ejemplo, un aumento de 10 puntos porcentuales del tipo del impuesto de sociedades para los bancos. Con ello, estimaba, se recaudarían 1.000 millones en un año. También arremetió contra las entidades a cuenta del polémico impuesto sobre las hipotecas. El secretario de Organización, Pablo Echenique, llegó a exigirles que pidiesen “perdón” por haber hecho que las familias lo pagasen.

La formación siempre ha presumido de no financiarse a través de créditos bancarios, y únicamente con aportaciones de sus militantes o subvenciones que recibe por su actividad política.

Sin embargo, Pablo Iglesias e Irene Montero, según publicó OKDIARIO, se beneficiaron de condiciones ventajosas en la firma de su hipoteca con Caja de Ingenieros, para la compra de su casa de Galapagar.

“Vamos a garantizar que la banca devuelve los millones que ha sustraído de las arcas públicas. Las familias tienen que pagar hasta el último euro de los préstamos que contraen y, sin embargo, a la banca de este país se le plantea que les tenemos que perdonar el rescate”, señaló Echenique.

Mercedes-Benz