Portada » Los coletazos judiciales de Isofotón complican más el liderazgo de Susana Díaz
Actualidad

Los coletazos judiciales de Isofotón complican más el liderazgo de Susana Díaz

los coletazos judiciales de isofoton complican mas el liderazgo de susana diaz - Los coletazos judiciales de Isofotón complican más el liderazgo de Susana Díaz - actualidad

El PP agita el avispero como contrapunto a sus propios casos judiciales y sitúan a la expresidenta en el centro de su caza política junto a la ministra Teresa Ribera

El ‘y tú más’ lleva mucho tiempo instalado en la política, también en la andaluza. Pasado el momento álgido del caso ERE, el Gobierno andaluz, de PP y Cs, prometió unos meses atrás que el tiempo de agitar la herencia socialista pasó y tocaba afrontar una nueva etapa de gestión. Sin embargo, PP y PSOE llevan largos meses jugando una interminable partida de pimpón que ahora tiene los casos de corrupción de ambos partidos en el campo de juego.

La estrategia puede terminar de agotar las opciones de Susana Díaz de volver a ser secretaria general del PSOE andaluz y candidata a la Junta en las próximas autonómicas. A la expresidenta andaluza se le viene encima una dura campaña del PP, que trata de vincularla con el caso Isofotón. En dos semanas tendrá documentación sobre la mesa para hacer explotar esta bomba, que será de humo o de dinamita según lo que arrojen los expedientes internos del Gobierno andaluz, pero que sin duda manejarán los populares con gran estruendo para tratar de apuntillar su liderazgo.

A eso se suma la ebullición interna en el PSOE andaluz a un año vista del congreso que decidirá en primarias el liderazgo del partido. Cada vez más voces apuestan por buscar la mejor candidatura para disputar la Junta de Andalucía al PP y en eso subrayan que es necesario que sea alguien sin mochila, sin relación con el pasado más reciente. Es difícil dar con ese perfil, pero sin duda jugará en contra de las opciones de Díaz y será el argumento que utilizarán los críticos para aglutinar sus votos entorno a una candidatura que no sea la de la actual secretaria general.

La condena del Supremo por Gürtel, el caso Halsa —que tiene bajo la lupa judicial al PP de Almería— o la operación Kitchen son agitados de forma permanente por el PSOE andaluz para tratar de erosionar al presidente Juan Manuel Moreno. Enfrente, los populares ponen en marcha el ventilador. Esta semana, en el Parlamento, se vio un ejemplo claro. El socialista Carmelo Gómez, de la ‘guardia de corps’ de Susana Díaz, recriminaba al consejero de Presidencia Elías Bendodo que se hubiera omitido como noticia en los informativos de Canal Sur la condena del Supremo por Gürtel. “Haría falta un telemaratón de 24 horas para contar la corrupción socialista”, replicaba Bendodo, que sacaba a pasear Isofotón, el caso de la Fundación de Empleo Faffe o el caso ERE. La Audiencia de Sevilla ha decidido que los ex altos cargos que fueron condenados en la pieza del llamado procedimiento específico tendrán que volver a sentarse en el banquillo ante cada ayuda que se juzgue. Eso, sin duda, dará de nuevo vida al principal caso de corrupción que ha enfrentado el PSOE.

La trama de las renovables

Este enfrentamiento irá a más. El PP ha encontrado un filón en el caso Isofotón, que investiga por delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental la concesión de 37,4 millones de euros de ayudas públicas. No ocultan que irán a por todas. Este viernes la jueza Patricia Fernández dictaba una orden para la detención, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, de Ángel Serrano, el que fue llamado “el Mesías” de la fotovoltaica y que llegó, supuestamente para rescatarla, de la mano del PSOE en 2010. Afincado en Panamá, alegó que no podía acudir a declarar por un viaje de trabajo a México y su abogado aseguró que estaría a disposición de la juez a partir del próximo 1 de noviembre. El caso arrancó en 2015.

Desde su equipo insisten en que hay “cero preocupación” porque el caso Isofotón salpique a Díaz

La instructora ha pedido las actas de los Consejos de Gobierno desde 2005 a 2015, lo que abarca los gobiernos de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, pero también de Susana Díaz, que fue consejera de Presidencia desde 2012 y presidenta desde 2013. Desde su equipo insisten en que hay “cero preocupación” porque el caso Isofotón salpique a Díaz y aseguran que durante su mandato “no se dio ni una sola ayuda” a la empresa que fue buque insignia de las renovables. La mayor parte de la operación de salvamento de la fotovoltaica, una empresa señera en España, se dio con Griñán al frente del Gobierno.

El préstamo de 2012

El PP ha registrado una petición en el Parlamento andaluz y también el Congreso para tener acceso a las actas de los Consejos de Gobierno de 2012 y al expediente del último préstamo que se firmó a favor de la empresa que se dedicaba a fabricar placas solares. En una nota de aquel momento, la Junta informó, en julio de 2012, de la aprobación de un préstamo de 8,4 millones de euros para apoyar el proyecto que emprendía con Samsung.

El presidente de Isofotón, Ángel Luis Serrano, hoy en busca y captura, señaló en aquel momento en una nota de prensa que la inversión, que sumaba a todas las ayudas públicas que había recibido la empresa —hasta 80 millones de euros de los que se cobraron 37,3, según el auto judicial—, iba a permitir a la compañía competir en mercados cada vez más complejos o nuevos como Asia, Latinoamérica y EEUU. La cuantía económica, que concedió Soprea, Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía, vinculada a IDEA, se iba a dirigir a una nueva línea de producción en Málaga y también a la nueva planta de la empresa de energías renovables en Ohio (EEUU), que esperaban inaugurar a finales de año. Dos años más tarde, en 2014, Isofotón fue liquidada y sus entonces 700 trabajadores se quedaron en la calle.

El PP también mira especialmente a ese último expediente, donde hay más sombras, porque en 2010 —cuando la Agencia Idea firmó millonarios avales a favor de Isofotón— era difícil dudar de la viabilidad del proyecto, pero no en 2012, donde ya las señales eran alarmantes. Pero no solo por eso, también porque en esa etapa sí que podrán pedir explicaciones a Susana Díaz y, especialmente, porque al frente de esa expansión de la empresa en EEUU de la mano de Samsung entró en juego la actual vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Estuvo vinculada a Isofotón entre septiembre de 2012 y mayo de 2013.

Los populares han pedido además los informes redactados en 2015 y 2016 por la agencia IDEA. Aseguran que, cuando llegue la documentación, que según el Reglamento del Parlamento deberá entregarse el 1 de noviembre como plazo límite, se podrá comprobar que el Gobierno andaluz ya supo entonces que Isofotón había falseado documentos y lo ocultó a la jueza, que abrió el caso en 2015. En esa maniobra también sitúan a Susana Díaz.

“Cero preocupación”

Pese a todo, en el equipo de la expresidenta andaluza no muestran ningún tipo de duda o temor sobre lo que consideran una maniobra que aseguran está orquestada precisamente porque es la rival más fuerte, eso trasladan, frente a Moreno Bonilla. Lo intentaron con los ERE, recuerdan, y nunca hubo absolutamente nada.

Ahora el momento es distinto. Suenan tambores de guerra dentro del PSOE andaluz. Díaz siempre asegura que le han escrito su epitafio político muchas veces y que siempre se equivocan. Esta, dicen, es una ocasión más que superará en unas primarias. Hay que esperar aún muchos meses en mitad de una pandemia que hace muy difícil acertar con ningún pronóstico.

El gran barco que es el PSOE andaluz empieza a virar de forma apenas imperceptible pero hay señales que se emiten con cuidado y ante las que todos están atentos. El último en dar un suave golpecito en el timón ha sido el secretario general del PSOE de Jaén, el más importante en Andalucía junto a Sevilla. El también presidente de la Diputación jiennense, Paco Reyes, sostuvo en una entrevista en 7TV que cuando toque el momento será importante “no equivocarse” y elegir al mejor cartel electoral para recuperar la Junta de Andalucía. Jaén, advirtió Reyes, no se pondrá de perfil. Su fuerza puede decantar un congreso.

mercedes banner - Los coletazos judiciales de Isofotón complican más el liderazgo de Susana Díaz - actualidad
----