Portada » Los sanitarios reclaman un ministro de Sanidad con dedicación exclusiva
Actualidad

Los sanitarios reclaman un ministro de Sanidad con dedicación exclusiva

GRAFCAT6749. BARCELONA (ESPAÑA), 07/01/2021.-El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves en el Delegación del Gobierno de Cataluña en la que ha anunciado que España recibirá en los próximos siete o diez días las primeras dosis de la vacuna de Moderna y la previsión que ha hecho, es que en las próximas semanas se reciban 600.000 dosis. EFE/ Quique García

Salvador Illa ya dirige la pandemia desde Barcelona, aunque asegura estar al cien por cien

Hasta el último minuto. El ministro de Sanidad y también candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, piensa apurar esa doble condición hasta que el día 29, si la pandemia de Covid no lo impide, comience oficialmente en Cataluña la campaña electoral para las elecciones del 14 de febrero. España cabalgando la tercera ola, con escasa agilidad para administrar las ansiadas vacunas y esperando unas semanas que el mismo Illa ya anticipa como «complicadas» definen el escenario en el que el candidato socialista piensa seguir ejerciendo como tal sin dejar sus responsabilidades al frente del ministerio.

A las críticas de todos los partidos políticos a su continuidad, incluidas las de los socios de Gobierno de Podemos, se suman ahora las de los profesionales sanitarios, que no entienden cómo en el actual contexto puede haber un ministro a tiempo parcial.

«Voy a seguir en el Ministerio hasta el último minuto y dejaré mis competencias cuando empiece la campaña electoral del 14-F», precisó ayer Illa durante una rueda de prensa que en lugar de celebrarse en Moncloa o en Madrid, como es habitual, se hizo desde la sede de la Delegación del Gobierno en Barcelona. El responsable de Sanidad eligió el mismo escenario el pasado día 27 de diciembre para dar cuenta del inicio de la campaña de vacunación, tres días antes de conocerse su designación como candidato.

Es hasta cierto punto habitual que los ministros que no son de Madrid se programen actos vinculados a su actividad en su lugar de residencia para alargar el fin de semana, aunque no, como en este caso, para valorar la situación global de la epidemia.

Prioridad hasta el 29

Fuentes del mismo insisten a este diario que la situación no ha cambiado, y que en todo caso la prioridad hasta el próximo día 29 sigue siendo su desempeño al frente de Sanidad. Sea como sea, no habrá seguro un cambio de criterio hasta el día 15, cuando oficialmente se decidirá si los comicios del 14-F se celebran o no.

Representantes de colegios profesionales, sociedades científicas y sanitarios, no entienden cómo no se ha decidido ya un relevo al frente del Ministerio de Sanidad. «Necesitamos a una persona que esté al frente del timón dedicado física y mentalmente por completo a la pandemia», asegura el presidente de la Organización Médico Colegial, Serafín Romero. El presidente de los médicos considera una «mala noticia» que se tire por la borda la experiencia acumulada durante meses de Salvador Illa. «Pero, una vez que se ha tomado la decisión, no hay tiempo que perder. Se debe buscar a alguien dedicado 24 horas los siete días de la semana a dirigir esta situación de emergencia», insiste.

Urgencias saturadas

«En las circunstancias actuales, hay que dedicarse en cuerpo y alma», defiende Tato Vázquez, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes). Los especialistas de Urgencias son como el canario en la mina, los primeros en darse cuenta de que la situación va a empeorar. La llegada de pacientes a las urgencias de los hospitales son el mejor termómetro para saber que la curva empieza a descontrolarse. Y esa sensación es la que ya se tiene en los hospitales. «Estamos viendo cómo están subiendo los casos de forma alarmante. Los contagios de Nochebuena empiezan a llegar a los hospitales, pero lo peor está por llegar. «En dos o tres semanas las UCI estarán llenas y es en estos momentos cuando el Gobierno decide cambiar al ministro de Sanidad y con un proyecto nacional que es la vacunación. La llegada de una persona nueva es un problema añadido».

Once ministros en diez años

Los enfermeros también están preocupados por el relevo. «La tercera ola está a punto de llegar y entiendo que la dedicación debería ser total y completa. No se puede tener ninguna preocupación más en la cabeza que no sea atender una situación tan gravísima», señala Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

En diez años el Ministerio de Sanidad ha tenido once ministros, lo que demuestra el interés del Gobierno para la sanidad española, recuerda Vázquez. ¿En plena pandemia, el próximo debería ser conocedor de la Sanidad?. «No necesariamente», contesta Rafael Orti, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva. «Sabemos que si son inteligentes, se apoyarán en buenos profesionales y si son muy inteligentes formarán grupos de expertos que representen la totalidad de opiniones. Nos tendremos que conformar con un ministro que deje hacer», dice.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class