Portada » Los suecos se manifiestan contra la llegada masiva de inmigrantes ilegales: “Es hora de sacar nuestro vikingo interior”
Actualidad

Los suecos se manifiestan contra la llegada masiva de inmigrantes ilegales: “Es hora de sacar nuestro vikingo interior”

Los suecos se manifiestan contra la llegada masiva de inmigrantes ilegales: “Es hora de sacar nuestro vikingo interior”

Fue el pasado domingo cuando durante 3 horas, unas 1.500 personas se manifestaron a las afueras del Parlamento sueco para protestar contra la firma del Pacto Migratorio de la ONU que muchos países están rechazando.

Numerosos periodistas independientes como Katerina Janouch, Jan Tullberg y el escritor Lennart Matikainen participaron en unas protestas que tenían como objetivo denunciar que el gobierno sueco vea con buenos ojos un pacto migratorio que atenta contra los derechos de los europeos.

Suecia está controlada por un puñado de impostores que abusan de su poder sin importarles nada más”, decían durante la concentración.

“Las críticas contra la inmigración ilegal pueden ser silenciadas con ese pacto. Debemos enfrentarnos al Pacto Migratorio de la ONU. Es hora de sacar nuestro vikingo interior e ignorar la correción política y expresarnos libremente”, añadían.

Como era de esperar, ningún medio sueco se hizo eco de las protestas protagonizadas por los suecos hartos de la inmigración ilegal.

El peligroso objetivo 17 del Pacto Migratorio

Tal y como hemos venido informando en El Matinal, el Pacto Migratorio tiene como principal objetivo eliminar la soberanía de los países firmantes y perseguir a aquellos que critican la inmigración ilegal.

Nuestro compañero Rubén Pulido, analista político, ya nos informó del peligro que conlleva dicho objetivo: “En pocos meses la inmigración ilegal dejará de considerarse como tal, veremos proyectos como inmigracionalismo, crecer hasta convertirse en auténticos órganos de censura, las colas y los gastos aumentarán considerablemente en nuestra Sanidad, algunos actos delictivos serán indultados bajo el amparo de un código cultural aceptado por las hordas chavistas, y para cuando quieras denunciar todo esto públicamente, no tendrás suficiente libertad para hacerlo y serás encarcelado por ser un xenófobo y un racista”.

Mercedes-Benz