Portada » Madrid sólo contratará a 175 de los 400 rastreadores que prometió
Actualidad

Madrid sólo contratará a 175 de los 400 rastreadores que prometió

imagen consulta medica 1361273908 15080695 1020x574 - Madrid sólo contratará a 175 de los 400 rastreadores que prometió - actualidad

NIEVES SALINAS

Los sindicatos insisten en que no hay noticias del contingente de investigadores para controlar los casos sospechosos y evitar un rebrote; por ahora hay 16 contratados

Madrid contará finalmente con 175 rastreadores para detectar, controlar y prevenir un posible rebrote del coronavirus lejos de los 400 anunciados por la Consejería de Sanidad. Los sindicatos sanitarios denuncian que, por ahora, solo hay 16 profesionales contratados para esta labor y que, del total, 40 son teleoperadores. Además insisten: la Atención Primaria continúa desbordada. De los refuerzos anunciados por el Gobierno regional de 836 sanitarios,  para reforzar los centros de salud en la ‘desescalada’, finalmente sólo se ha contratado un 30%.

¿Dónde están los rastreadores que prometió la Comunidad de Madrid?. “No tenemos información”, es una de las respuestas más repetidas por los sindicatos sanitarios consultados por Vozpópuli. Inicialmente iban a ser 400, según indicó el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Finalmente, ya hace días que se sabe que la cifra ha disminuido notablemente: serán más de 172 personas, según datos de la propia Consejería de Sanidad. A los equipos se incorporarán, según Sanidad, inspectores sanitarios y personal de los equipos municipales de Salud Pública.

“Ante todo lo que se pide es transparencia en la contratación y transparencia en el perfil que están buscando. Lo que no puede ser es que hemos pasado de fase y nadie es capaz de decirnos quién está rastreando y cómo se está haciendo”, señala a Vozpópuli Alda Recas desde la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente (AME). Lo del perfil, subraya, es importante, “porque hacer la trazabilidad de un contagio no es tan sencillo, hay que entrenar al personal, no vale dejarlo en manos de cualquiera”.

Un plan para la ‘desescalada’

CCOO Sanidad Madrid alertaba esta misma semana de cómo finalmente no habían llegado los refuerzos de personal que la Consejería garantizaba en Atención Primaria (AP) y Salud Pública cuando el Ministerio de Sanidad  obligó a la región a presentar un plan de ‘desescalada’ para realizar el seguimiento y la vigilancia epidemiológica de pacientes con coronavirus.

La Comunidad se encontraba entonces en Fase 0, pendiente de pasar a la Fase 1 el 18 de mayo, y el vicepresidente Ignacio Aguado anunció que se contrataría a 400 técnicos de Salud Pública para que siguieran el rastro del virus en la región y 836 profesionales de refuerzo para una Atención Primaria que en aquellos días ya temía la post-pandemia.

Según los datos recopilados por CCOO Sanidad Madrid, los refuerzos de primaria se han materializado en 252 contratos (un 30% de los comprometido) y de los 400 rastreadores que se anunciaron, por ahora sólo se ha contratado a 16 de un total de 175.

De estos, según las mismas fuentes, 16 contratos eran para Médicos Internos Residentes (MIR) de Medicina Preventiva y Salud Pública de último año; 20 para MIR de tercer y cuarto año con contratos de Técnico de Salud Pública; 11 inspectores; y 40 teleoperadores, pretendiendo completar hasta la cifra anunciada con efectivos de apoyo de Salud Municipal.

A finales de mayo, el Ayuntamiento de Madrid ofreció al gobierno regional sus 16 centros municipales de salud y cien profesionales para el rastreo de contagios. Según Alda Recas, de momento las enfermeras de los citados centros le han comentando “que no están colaborando como rastreadoras”.

Falta de personal entrenado

“Ahora mismo uno de los pilares más importantes del manejo de esta epidemia, es saber llegar a los posibles casos y parar la transmisión del virus y para eso se necesita gente experta en Salud Pública que pueda rastrear bien los casos”, incide Alda Recas al tiempo que, señala, uno de los problemas de la sanidad madrileña es que, precisamente, la Dirección General de Salud Pública cuenta con poco personal. “Hay muy pocos epidemiólogos”, indica.

En los centros de salud, añade, las enfermeras especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria “podrían perfectamente organizar ese trabajo junto a Salud Pública“. De hecho, así se hace en otras comunidades, como Castilla-La Mancha donde son estas profesionales  (un total de 427) las encargadas de ese cometido de investigación de los contactos de los casos sospechosos de padecer covid-19.

El mes pasado, el Sindicato de Enfermería Satse  también pedía que fueran sean las enfermeras las que, desde Atención Primaria, ejercieran de rastreadoras como, además de en Castilla-La Mancha, ya sucede en Euskadi o Andalucía

‘Efecto frontera’ en Atención Primaria

Pese a que la comunidad ha avanzado de fase, los centros de salud siguen asfixiados, denuncian los sindicatos sanitarios. Los contratos de refuerzo en los centros de salud, consultorios locales y Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP), para el plan de ‘desescalada’ en Madrid. Según datos facilitados por CCOO Sanidad Madrid, a fecha 2 de junio, la contratación en Atención Primaria era de 126 enfermeras, 47 Enfermeras Internas Residentes (EIR), 58 MIR de Medicina de Familia y 21 profesionales del Servicio de Prevención.

CCOO Sanidad advierte que en Castilla-La Mancha y  Castilla-León ofrecen a los sanitarios contratos de entre dos y tres años, frente a los 6 meses que oferta Madrid

En Primaria, el vicepresidente de la región, recuerdan, comprometió contratos para 836 profesionales de refuerzo: 335 médicos de Familia de los que 223 serían MIR, 47 EIR, 249 enfermeras y, el resto, contratos de otras categorías.

El sindicato advierte que, además, Madrid tiene un problema para “contratar y fidelizar” a los profesionales por un “efecto frontera” porque Castilla-La Mancha y  Castilla-León ofrecen contratos a trabajadores sanitarios de entre dos y tres años de duración, frente a los 6 meses que ofrece la región que preside Isabel Ayuso.

“Contratos basura” a los residentes

Según subraya Alicia Martín, presidenta del Sector de Atención Primaria de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) -que hace apenas unos día pidió el cese de la cúpula de Atención Primaria en la Comunidad por la, en su opinión, “pésima gestión” de la crisis del coronavirus- la “presión” sobre los médicos de los centros de salud es enorme.

En concreto, indica Martín, sobre quienes terminaron el pasado 26 de mayo su residencia y que ya son especialistas de Medicina Familiar o de Pediatría, Amyts denuncia que  “se les está queriendo forzar a firmar contratos basura“.

Contratos de refuerzo, detallan desde el sindicato médico, donde “se utiliza a estos profesionales para cubrir parches hasta final de año y por varios centros” de la comunidad por el déficit de médicos que sufre la Atención Primaria. Según el sindicato, no sólo se está ofertando este contrato de refuerzo a los ya especialistas que han terminado su residencia, sino que “se les está coaccionando para aceptarlos.”

mercedes banner - Madrid sólo contratará a 175 de los 400 rastreadores que prometió - actualidad
----