Portada » Maite Araluce (AVT): «Bildu es ETA.
Actualidad

Maite Araluce (AVT): «Bildu es ETA.

La presidenta de la asociación recuerda que si no se analiza lo que ha sucedido en España «corremos el riesgo de volver a repetirlo»

«Si Bildu no es ETA, ¿por qué el presidente del Gobierno le da el pésame a Bildu cuando se suicida un terrorista?»

Con la nueva Ley de Memoria Democrática algunos terroristas podrían recibir una «indemnización por parte del Estado»

Maite Araluce escuchó desde su casa de San Sebastián, junto a su madre y sus hermanos, los disparos de los terroristas que acabaron con la vida de su padre, Juan María Araluce, presidente de la Diputación de Guipúzcoa y consejero del Rey.

«De pronto empezamos a oír metralletas, salimos a la terraza y nos lo encontramos todo», en aquel entonces tenía 15 años. Ahora es presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que este 2021 cumple 40 años y desde donde denuncia la «indefensión» a la que se ven sometidas por el Gobierno. «Están más pendientes de los terroristas y de los que les aplauden y les apoyan que de las víctimas del terrorismo».

«Si Bildu no es ETA, ¿por qué el presidente del Gobierno les da el pésame cuando se suicida un terrorista?»

Araluce es clara y lanza una afirmación acompañada de una pregunta: «Cuando me dicen que Bildu no es ETA, siempre digo: ¿Por qué, entonces, el presidente del Gobierno le da al pésame a Bildu cuando se suicida un terrorista?».

«La situación que viven en España las víctimas del terrorismo es desoladora. Y no es sólo por los acercamientos» -144 desde que Sánchez es presidente del Gobierno, y 49 de ellos con delitos de sangre y multitud de crímenes a sus espaldas-. Es el habla que adopta el Ejecutivo hablando de «presos vascos». «Estamos viendo como desde el Gobierno a través del lenguaje y los gestos intentan blanquear el terrorismo de ETA. Y eso, para una víctima es muy doloroso», denuncia la presidenta de la AVT.

«Cuando ves que homenajean al asesino de tu padre, de tu hijo o cualquier familiar es como si te volvieran a matar».

El Parlamento Europeo ya ordenó al Gobierno prohibir los homenajes a etarras y «les da igual». «Los delegados de gobierno tienen competencia para prohibir esos homenajes y no hacen absolutamente nada», explica Araluce.

«Cuando ves que homenajean al asesino de tu padre, de tu hijo o cualquier familiar es como si te volvieran a matar». «Ese dolor para la víctima es indescriptible». «¿Cómo no se va a poder prohibir un homenaje a un terrorista?», se pregunta. «¿Cómo puede haber un Gobierno que permita esto?». La víctima está «absolutamente» machacada por todos lados. «Es inaudito», sentencia.

Interior les dijo en septiembre de 2018 que los traslados serían «puntuales, sin delitos de sangre y con la mayor parte de condena cumplida», y en los últimos meses, cada viernes la asociación recibe una carta que les informa de nuevos acercamientos, como los exjefes de ETA Kantauri y Fiti, o el reciente traslado del sanguinario Gadafi, con una veintena de asesinatos a sus espaldas.

«Una vez que el Ejecutivo cruzó esta línea roja no nos ha vuelto a recibir más, por más que hemos solicitado una reunión con el ministro de Interior», declara , que no vislumbra una solución cercana.… «Una vez que han entrado en esta deriva, no sé qué solución puede tener todo esto». «¿Cómo el Gobierno puede dormir tranquilo después del daño que nos están haciendo?», se pregunta Maite Araluce.

«ETA sigue existiendo. Una parte está en las instituciones y otra está en parte de la sociedad vasca y navarra»

«ETA sigue viva, por supuesto», explica la hija de Juan María Araluce. Y reitera: «Una parte está en las instituciones y otra está en la sociedad vasca y navarra. Están en los homenajes a los terroristas, en las manifestaciones de apoyo pidiendo una amnistía para los presos y en las pintadas que hacen a favor de ETA».

Respecto a su posición con Bildu es tajante: «Es ETA». «Sigue con el ideario de ETA y sigue luchando por los fines y por lo que los terroristas querían». Hace referencia a las palabras que pronunció Otegui -líder de Bildu- cuando supo de la repetición del juicio por el caso «Betaragune»-proceso judicial contra varios miembros de la izquierda abertzale, siendo Otegui uno de ellos, acusados por integración terrorista al intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna-. «¡Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar!», pronunció el líder de Bildu. «Habla en nombre de ETA, las palabras son muy claras», replica Araluce, que recuerda el juramento que pronunció el diputado de Bildu, Arkaitz Rodríguez, en el Parlamento Vasco. También, por cierto, condenado por intentar reconstruir Batasuna: «Vamos a Madrid a tumbar el régimen del 78». A lo que Araluce responde: «Antes lo hacían con armas y matando; ahora lo hacen desde las instituciones e intentan que salgan a la calle aquellos que lo hicieron con las armas». «Se han dado cuenta que consiguen más de esta manera, pero tienen los mismos fines».

Ilegalización de Bildu

«En la AVT tenemos recogidos más de 200 indicios para ilegalizar Bildu, y lo hemos presentado en la Fiscalía General del Estado», continúa, «con la ley de partidos podría ilegalizarse», pero «no hay voluntad política para hacerlo».

«Nosotros pedimos que a los presos se les exija la colaboración con la Justicia, pero que sea efectiva», sostiene Araluce. Y que si les llaman a declarar y no se acuerdan de nada, «vuelvan al régimen anterior hasta que recobren la memoria». «Nosotros no queremos que cumplan más condena de la que tienen que cumplir, pero tampoco que cumplan menos». «Queremos que ayuden a los más de 300 casos sin resolver», no que sus abogados les presionen para que firmen ese «supuesto arrepentimiento» (para reducir la pena), y luego al llegar el jucio «todos tengan amnesia», afirma.

«Memoria Democrática»

Por otro lado, poco se sabe en detalle del anteproyecto de Ley de Memoria Democrática aprobado el pasado septiembre por el Consejo de Ministros. Pero de manera oficiosa, los ecos que llegan a la AVT no son nada favorables. La Ley de Amnistía de 1977 pasó página de los crímenes de ETA, GRAPO y FRAP. Y la nueva ley podría considerar a aquellos terroristas, hasta 1977, como víctimas represaliadas del franquismo con derecho a indemnización.

Un hecho que para la hija de Juan María Araluce es un mazazo terrible: «Las victimas del terrorismo que tienen sentencia, reciben el doble de indemnización que las que no tenemos sentencia, y muchas no la tenemos porque no se sabe quienes son los asesinos, porque se acogieron a la ley de amnistía o porque los datos fueron prescritos».

«Se me escapa como una banda de terroristas pueden estar manejando los hilos de un país»

Sin embargo, se va a dar el caso de que algunos terroristas «reciban una indeminzacion por parte del Estado». «Con la Ley de Amnistía se libraron de ser detenidos y condenados y ahora, con la Ley de Memoria Democrática, podrían, incluso, pasar a ser víctimas y llevarse una indemnización». Un hecho que «en cualquier otro país no se entiende». «Todo esto es terrible». «Se me escapa como una banda de terroristas pueden estar manejando los hilos de un país». «No lo entiendo», afirma.

Tampoco el Ministerio de Derechos Sociales les «ampara»

La Asociación de Víctimas del Terrorismo realiza con sus más de 4.000 asociados y familias una imponente labor social, psicológica y asistencial. Sin embargo, aún no han recibido la llamada del ministro de Derechos Sociales y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, un Ministerio, que como dice la presidenta de la AVT, les tendría que amparar y ayudar.

Maite Araluce alude a que el perdón no está reñido con reclamar el derecho a la justicia.« Es muy triste que algunos jóvenes no sepan quienes son las víctimas y quieres son los asesinos», por eso «es una reivindicación desde hace muchos años por parte de la AVT una asignatura que explique el terrorismo que se ha dado en españa».

Finalmente, recuerda que para pasar página hay que leer primero el libro. «De qué ha servido el sacrificio de nuestras familias, nuestro dolor. No se puede curar una herida desde fuera sin haber sanado por dentro». Y añade: «Si no se analiza lo que ha pasado en este país corremos el riesgo de volver a repetirlo».

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class