fbpx
Portada » Marhuenda claudica ante Sánchez y ‘decapita’ a Alfonso Ussía para que Atresmedia pueda recibir subvenciones
Actualidad

Marhuenda claudica ante Sánchez y ‘decapita’ a Alfonso Ussía para que Atresmedia pueda recibir subvenciones

ussiamarhuenda800 1 - Marhuenda claudica ante Sánchez y ‘decapita’ a Alfonso Ussía para que Atresmedia pueda recibir subvenciones - actualidad

Se veía venir. Nadie puede decir que le haya pillado de imprevisto. Pero el momento, en plena crisis y emergencia sanitaria, en la cual la mayoría de la prensa, junto a televisiones y radios, se han alineado para no molestar demasiado al poder con el objetivo de pedir ayudas, es inquietante.

Alfonso Ussía, que ya venía aventurado su decapitación del diario La Razón, ha acabado viendo como se cumplían sus pronósticos.

«Me acaba de comunicar mi director, que mañana, por primera vez en 15 años, no saldrá por censura interior mi artículo en La Razón»

«Por censura interior», refleja el brillante columnista. Es decir, que las órdenes proceden de más arriba pero el claudicante Marhuenda, para no perder sus chollos en tertulias, ha ejecutado el mandato.

Proceden de la planta noble de todo el grupo Planeta, a su vez incluido en el gigante mediático Atresmedia, que libran su propia batalla desde Antena3 y laSexta, Onda Cero y el propio rotativo: que Sánchez no se olvide de ellos ahora que los ingresos caen, la publicidad está por los suelos y los directivos y sus estrellas mediáticas están poco dispuestos a renunciar a sus estupendos bonus y sus millonarios sueldos.

 

Los hechos: Alfredo Semprún fue el enviado de Marhuenda y Mauricio Casals

Periodista Digital ha podido acceder al relato de los hechos. Según fuentes internas consultadas por este periódico, fue el subdirector del periódico, Alfredo Semprún, el encargado de llamar telefónicamente al columnista, que pasa estos días en su residencia de Comillas.

En esa llamada, efectuada el día 23, le comunica que a partir de ahora compartirá página de opinión con Marhuenda. La comunicación escama a Ussía, puesto que ni el director ni siquiera Mauricio Casals, presidente de La Razón, apodado ‘El Príncipe de las tinieblas’, se han dirigido a él. Tras un intercambio de pareceres, es en la mañana de este 24 de marzo el propio Marhuenda quién se pone en contacto con él para decirle que mañana, día 24, su artículo no será publicado. Esas mismas fuentes consideran que es el final del periplo de Ussía por La Razón.

Las razones son muy claras: la campaña de ayudas al gobierno, de la que Atresmedia espera generosas donaciones sobre todo para sus televisiones, Antena3 y laSexta, y el tono crítico del columnista tanto hacia la izquierda gobernante como a sus aliados mediáticos, que trabajan algunos de ellos en el grupo, están detrás de su decapitación.

Los dardos de Ussía a las estrellas de su grupo mediático

El ‘Marqués de Sotoancho’ nunca ha sido de plegarse al corporativismo y a las órdenes de sus superiores. Desde que escribe en La Razón, ha criticado con su afilada escritura a las ‘estrellas’ de su propio grupo mediático: Susanna Griso, García Ferreras, Wyoming, Évole…han caído en su punto de mira a pesar de ser los rostros más conocidos de Antena3 y laSexta.

Una actitud que, hasta ahora, nunca fue un problema para un grupo, Planeta, acostumbrado a defender la Constitución desde Madrid con La Razón y apoyar el independentismo desde Cataluña con el Avui, posteriormente reconvertido en ‘El Punt Avui’ tras la desaparición de la cabecera escrita. Una contradicción ideológica que sin embargo aguantaba a la perfección el discurso de la pluralidad de la que hacían gala sus dueños.

La batalla de la prensa…por no incomodar de más al Gobierno actual

Una pluralidad que se ve ahora ensombrecida con la censura a Ussía. La prensa, lo venimos contando en PD, libra estos días su particular batalla. El coronavirus ha traído consigo una ruina económica y empresarial de la cual los medios no son ajenos. La petición de ayudas, en campaña y sin cortarse un pelo, al Gobierno, lo dice todo. Y ahí aparecen ‘versos libres’, como el propio Ussía, que pueden poner piedras en el camino a ese anhelo de rescate gubernamental. Lo mejor, habrán pensado, es que se esté callado. Ya veremos si temporalmente o este movimiento ha sido la antesala a su definitiva mordaza.

Este mismo 24 de marzo de 2020 ya contábamos cómo una explosiva columna de Juan Luis Cebrián en El País contra el Gobierno habrá puesto de los nervios a más de uno en el grupo PRISA. Es lo que tiene implorar sin disimulo ayudas a un poder al que se supone que tu naturaleza te obliga a escrutar.

 

Ussía intuía desde hace tiempo que en caso de ponerse las cosas difíciles, su tiempo en La Razón estaba en el descuento. En febrero, hace escasamente mes y medio, denunció haber sido vetado: «Desde hace una semana La Razón no cuelga mi artículo, y no me sorprende, sinceramente», criticaba. Fuentes internas de La Razón consultadas por este medio aseguraron a PD que no existe ningún tipo de veto y que de hecho los artículos del escritor estaban colgados en la web como habitualmente se había venido haciendo. El caso, «un malentendido», según las partes, se cerró en falso en ese momento. Y hasta ahora.

 

 

mercedes banner - Marhuenda claudica ante Sánchez y ‘decapita’ a Alfonso Ussía para que Atresmedia pueda recibir subvenciones - actualidad