fbpx
Portada » Más de dos hombres se suicidan cada día abocados a ello por la legislación feminista radical española, siendo un total de 870 cada año
Actualidad Salud

Más de dos hombres se suicidan cada día abocados a ello por la legislación feminista radical española, siendo un total de 870 cada año

Más de dos hombres se suicidan cada día abocados a ello por la legislación feminista radical española, siendo un total de 870 cada año

Se trata, como venimos denunciando, de crímenes de lesa humanidad. Un delito tipificado art.7 del Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional sita en La Haya, ratificado por España en el BOE de 27/5/2002.

Dicho art.7 del citado Estatuto de Roma es una norma que parece específicamente redactada para España:«El genocidio de lesa humanidad es todo acto tipificado como persecución de un grupo o colectivo con identidad propia (varones heterosexuales) fundado en motivos de género (sexo masculino) cuando se comete como un ataque generalizado o sistemático contra una población civil (Juzgados de Género, Jurisprudencia de Género, Jueces de Género y Sentencias de Género)».

El problema aparece en la correcta cuantificación del número de hombres que se ven abocados a quitarse la vida tras perder a sus hijos y su vivienda, ser tachados de maltratadores y fichados en un Registro Central de Maltratadores, haber pisado la celda de los inocentes, marginados en su trabajo, esposados delante de sus vecinos, ninguneados en sus derechos fundamentales, arrojados a las calles… y todo por la palabra de una mujer, eso basta y sobra.

 

En esto, bien sabido es que el régimen nacionalfeminista español oculta numerosas estadísticas que le son molestas y que, sobre todo, cortocircuitan la recepción de Fondos Europeos destinados a luchar contra el machismo español: número de hombres y de niños asesinados por mujeres, porcentaje de extranjeros que matan a mujeres (40%), número de muertes por suicidio y causa desencadenante del mismo, entre otras.

 

En el año 2017, el suicidio fue la primera causa de muerte externa, con 3.679 fallecimientos, correspondiendo 2.718 defunciones a hombres y 961 a mujeres, cifras muchos más elevadas que las registradas por accidentes de tráfico, 1.943 personas (Datos del INE).

Simpson, G y Tate, R (2007), en su estudio «Suicidality in people surviving a traumatic brain injury: prevalence, risk factors and implications for clinical management», atribuyen a «problemas de pareja» un 32% de los suicidios. Esta estimación es la que nos va a servir para calcular a la baja el número de hombres que se suicidan en España cada año debido a las políticas estructurales de género sostenidas y costeadas por el Estado. Si calculamos el 32% de los 2.718 hombres que se suicidaron en el año 2017, obtenemos 870 hombres que lo hicieron debido a problemas familiares, llámese aquí, en España, el problema. Si dividimos esos 870 entre 365 días que tiene un año resulta que cada día se suicidan 2,4 hombres.

Un Estado que provoca tal holocausto, que además lo silencia y oculta a la opinión pública, siendo además consciente de que el suicidio es prevenible, sin poner en marcha un Plan Nacional Antisuicidio, es un Estado inmoral, indecente y culpable.

Los hombres se están matando en España en cifras alarmantes, propias de un exterminio calculado y consentido. Cualquiera que dese comprobarlo basta que hable con uno de los cientos de presidentes de asociaciones de separados y divorciados que amablemente le dirán, con nombres y apellidos, quiénes faltarán por siempre a sus reuniones y de qué manera lo hicieron.

España no merece tantos gobiernos, ni tantas veces, con las manos manchadas de sangre, urge un Plan Nacional Antisuicido, aunque antes aún que éste, lo que precisa España es una justicia justa: leyes sin distinción de sexo.

Etiquetas
mercedes banner - Más de dos hombres se suicidan cada día abocados a ello por la legislación feminista radical española, siendo un total de 870 cada año - salud, actualidad