Portada » Monedero acentúa su espíritu comunista con el coronavirus, pero le recuerdan su pasión secreta por la sanidad privada
Actualidad

Monedero acentúa su espíritu comunista con el coronavirus, pero le recuerdan su pasión secreta por la sanidad privada

Juan Carlos Monedero se ha convertido en el gran defensor de la sanidad pública. A través de las redes sociales ha atacado a los representantes de Vox por apoyar la sanidad privada y ha aprovechado la crisis del coronavirus para revivir su espíritu más ‘progre’ marcado por la nacionalización y estatización. Sin embargo, como es común con el ‘comunismo de caviar’ no se predica con el ejemplo. De ahí, que se le ha recordado al fundador de Podemos su pasión secreta por la sanidad privada.

En las redes sociales se ha recuperado una noticia de marzo de 2016 (de OkDiario) donde justamente se había pillado a un ‘comunista’ Juan Carlos Monedero dentro de la sanidad privada. En concreto se encontraba dentro del hospital Universitario de Madrid, gestionado por la red de hospitales privados HM, para ser tratado en las consultas de dermatología.

Situado en la plaza Conde del Valle de Suchil, el Hospital Universitario fue inaugurado en 1989. Actualmente cuenta con más de un centenar de camas distribuidas entre los servicios de Urgencias, la UCI, el Hospital de Día y las habitaciones individuales para pacientes, un lujo que pocos hospitales públicos pueden ofrecer.

La cadena privada HM Hospitales, a la que acude el podemita Juan Carlos Monedero, gestiona también el Hospital Universitario Montepríncipe, el Hospital Universitario Torrelodones y el Hospital Universitario Sanchinarro, además de tres policlínicos, tres centros integrales (oncológico, de neurociencias y de enfermedades cardiovasculares) y cuatro clínicas en La Coruña.

Otros ‘progres’ que aman la privada

Willy Toledo también es fan de los hospitales privados.

El polémico actor, que se ha tenido que ir a juicio por sus ataques a las creencias religiosas católicas, fue visto y fotografiado en el interior del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, que pertenece al Grupo Quirón Salud. Una situación que resulta moralmente cuestionable, ya que su pasión socialista debería ser suficiente para que acudiese como la mayoría de la población española a la sanidad pública.

La imagen ha avivado las críticas contra el actor comunistas: “Este es Willy Toledo, el actor cuyo mérito más destacado es su me cago en Dios. Dice con orgullo ser comunista, apoya al chavismo, la dictadura cubana y defiende todo lo público. Pero ahí le tenéis en la Ruber, es tan hipócrita como todos los de izquierdas”, afirmaban en las redes sociales.

----