Portada » Pablo Casado se entera por la prensa de que Pedro Sánchez se va a reunir el jueves con él
Actualidad

Pablo Casado se entera por la prensa de que Pedro Sánchez se va a reunir el jueves con él

El Gobierno socialcomunista retrasa al 16 de abril los contactos para sus Pactos de La Moncloa y lo anuncia en la comparecencia de María Jesús Montero sin haber informado previamente a los dirigentes de la oposición

No podían ser más zafios, patosos y maleducados Pedro Sánchez y su nefasto equipo. Y lo peor es que de esto, tampoco saben.

Si el Gobierno socialcomunista tiene algún interés en que Pablo Casado se sume a un gran acuerdo sobre la reconstrucción económica y social de España, una vez que se supere la pandemia del coronavirus, no lo demuestra. Todo lo contrario, a la luz del ultimo ‘feo’ que el líder del PSOE le ha hecho al líder del PP.

Casado se ha enterado a través de la rueda de prensa de la portavoz del Gobierno que su jefe ha decidido ya reunirse con él el próximo jueves, para abordar ese posible pacto de Estado, que el equipo de Iván Redondo intenta vender a la opinión pública como una reedición de los Pactos de la Moncloa que facilitaron el paso a la democracia, tras la muerte de Franco.

En Génova no salen de su asombro e indignación. La falta de formas es sideral y queda subrayada ante el despropósito de que Sánchez ni siquiera ha llamado a Casado para hablar de esa supuesta reunión.

Vaya por delante que Sánchez sólo se ha puesto en contacto con Casado cada 10 o 12 días, para informarle de la prórroga del estado de alarma, pero ni siquiera se molesta en pedir su apoyo o en consultarle las medidas que pretende aprobar.

Y eso con más de 18.000 muertos por la ‘peste china‘, cuando España es récord mundial por número de fallecidos por millón de habitantes y el FMI pronostica que el PIB español se desplomará al menos un 10% y el número de parados superará en breve los 5 millones.

 

 

 

Sánchez y otros miembros de su multitudinario Gabinete llevan días urgiendo a un gran pacto nacional tanto a partidos políticos como a empresarios, patronal, sindicatos y presidentes autonómicos.

Sin embargo, hasta el momento, no ha dado ningún paso y no ha existido comunicación con los dirigentes de la oposición, que llevan todo este tiempo esperando la llamada del presidente.

Hasta este martes no ha habido noticias de cuándo empezarían las reuniones, y ha sido en la comparecencia ante los medios de la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, al término del Consejo de Ministros, sin haber informado previamente a los partidos.

Según ha explicado Montero, los contactos comenzarán con Casado, y seguirán con dirigentes de otros partidos, de mayor a menor, en función de su representación parlamentaria, sin excluir a ninguna formación e incluyendo a Vox y a los independentistas, que ya han manifestado su rechazo a participar en un pacto de esta naturaleza

Preguntada por el hecho de que las personas a las que se va a citar no supieran nada, ha explicado que lo conocerán cuando el gabinete del presidente les llamé para cerrar agendas y cuadrar la reunión en función de su disponibilidad. La también ministra de Hacienda no ha aclarado si será presencial o por videoconferencia y ha dado por hecho que Casado participará.

Esta actitud de Moncloa ha desatado este martes la indignación del Partido Popular.

La forma de citar a Casado, tan chabacana y alejada a la manera en la que se fraguaron los pactos en 1977, ha desatado un enorme enfado en la dirección del PP, que acusado a la coalición PSOE-Podemos de «insultar» al principal partido de la oposición.

En un duro comunicado, el PP asegura: «Este partido ha tenido una trayectoria institucional demasiado relevante en los últimos 40 años» como para «consentir más desplantes e insultos de este Gobierno».

Fuentes del PP no han querido aclarar si Casado acudirá o no a la reunión, que previsiblemente será telemática, pero sí rechazan que se le cite «en formato de ronda de consultas en audiencia», como considera que quiere hacer el Gobierno de coalición. Los populares entienden que un encuentro como éste se debería cerrar a través de un acuerdo previo, «con un mínimo respeto al principal partido de la oposición».

En el comunicado, el Partido Popular añade que el Gobierno demuestra así «su nula voluntad de pacto» y «una arrogancia e incapacidad» que hacen muy difícil cualquier colaboración entre el Ejecutivo y la oposición.

«Así no».

 

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class