Portada » Pablo Iglesias manda a su «guerrilla» a agitar las calles contra el Rey Felipe y los jueces que investigan a Podemos
Actualidad

Pablo Iglesias manda a su «guerrilla» a agitar las calles contra el Rey Felipe y los jueces que investigan a Podemos

El partido de extrema izquierda busca convertir las movilizaciones en apoyos en su asalto al Poder Judicial y a la destrucción de la Monarquía

Pablo Iglesias quiere agitar las calles de España a través de su “guerrilla”.

Podemos anunció, a través de las redes sociales, la convocatoria de movilizaciones para el próximo 18 de octubre.

Desde el partido de extrema izquierda quieren protestar contra el Rey Felipe VI y contra los jueces que investigan a Pablo Iglesias y resto de figuras de Podemos. Es decir, todas las instituciones constitucionales que suponen un freno para sus ‘planes bolivarianos’.

Iglesias tiene el objetivo que sus seguidores salgan a las calles, a pesar del riesgo sanitario que supone, para posicionarse a favor de la República y que respalden la reforma para asaltar el Poder Judicial (que será recurrida por la oposición al Tribunal Constitucional y que podrá llevar a sanciones de la UE al Gobierno de Pedro Sánchez).

La plataforma ‘Consulta Popular Estatal Monarquía o República’ es la encargada de hacer el llamado para participar en el ‘Encuentro Estatal por la República’, donde la “guerrilla” de Podemos está siendo clave para difundirlo y para encargarse de agitar las calles.

 

 

Ataque al Poder Judicial

Con estas iniciativas, el PSOE-Podemos buscan trasladar a la calle la polémica propuesta que ambos partidos registraron en el Congreso para controlar el Poder Judicial, pendiente de renovación desde hace dos años.

La presidenta de la Asociación de Fiscales, Cristina Dexeus, mostró su rotundo rechazo al ataque al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Los fiscales consideran que el plan del Gobierno de tomar el control del CGPJ resulta un riesgo para la democracia en España.

“La propuesta de reforma del PSOE y Podemos para cambiar el sistema de elección de los vocales del CGPJ incide en la politización de la justicia”, explicó Cristina Dexeus en un vídeo con la foto del Rey Felipe VI a su espalda.

Sin embargo, desde Podemos también buscar protestar contra todo aquel que se impongan en su camino. Así lo demostraron con los ataques contra el juez del ‘Caso Dina’, quien ha recibido amenazas de muerte tras solicitar la imputación al Tribunal Supremo de Pablo Iglesias.

El ‘bulo’ de Iglesias

La Guardia Civil y Policía Nacional iniciaron una investigación por las amenazas de muerte y de palizas que ha recibido el juez tras la decisión judicial que pone en ‘jaque’ el futuro político del líder de Podemos.

Tras conocer la investigación en curso y desde el Congreso de los Diputados, Iglesias intentó culpar de los ataques contra el juez al partido VOX y a la “extrema derecha”.

Un ‘bulo’ que, además de carecer de sentido, fue tumbado por la Policía Nacional, desde donde afirman que no existen datos concluyentes para señalar a la extrema derecha como autor de las amenazas y de las intimidaciones contra el magistrado.

El vicepresidente segundo afirmó que las amenazas de muerte denunciadas por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón provienen de cuentas vinculadas a VOX.

Iglesias optó por ese ‘bulo’ para responder en el Pleno a la secretaria general de VOX en el Congreso, Macarena Olona, quien le acusó de alentar esas amenazas después de que el citado magistrado haya pedido al Tribunal Supremo que le investigue por tres delitos relacionados con la ‘pieza Dina’.

«Usted es un auténtico matón político», sentenció Olona.

A pesar de que desde Podemos se vertieron duras criticas y señalizaciones contra el juez, ahora Iglesias afirmó que el Gobierno condena “todo tipo de amenazas, vengan de donde vengan y se dirijan a quien se dirijan”.

Nuevo ataque al Rey

Los organizadores también acusan a la Corona de que “se escuda bajo el paraguas medieval de la inviolabilidad del monarca” y  de “que no está dispuesta a renunciar a ese impresentable y no democrático privilegio”.

Casa Real, con el respaldo de la comunidad internacional, de la oposición y hasta de los clásicos del PSOE, sigue esquivando los ataques de la izquierda radical. Sin embargo, la Monarquía ya han demostrado que con una sola llamada (como ocurrió con Carlos Lesmes) deja temblando de miedo a Podemos y sus ‘camaradas’.

----