Portada » Pillada nauseabunda a El País ejerciendo como Ministerio de Propaganda de Sánchez: «Madrid dice no a la solidaridad de los impresores 3D»
Actualidad

Pillada nauseabunda a El País ejerciendo como Ministerio de Propaganda de Sánchez: «Madrid dice no a la solidaridad de los impresores 3D»

Que el Gobierno de la mentira tiene a algunos de sus brazos ejecutores en medios de comunicación como El País no es nada nuevo, sin embargo, vale la pena dejar expuestos a quienes pretenden erigirse como una autoridad moral y periodística ante una situación tan crítica como la actual crisis del coronavirus.

En un artículo publicado por el periódico que dirige Soledad Gallego Díaz, se dedicaron casi 1.000 palabras para intentar señalar a la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por rechazar las pantallas de protección fabricadas con impresoras 3D por los voluntarios que se han identificados como los Coronavirus Makers.

Así lo expresa el artículo del periodista Fernando Peinado, como si describiera a la Enriqueta Martí de la política, para un periódico que se está tomando muy en serio el ejercicio como Ministerio de Propaganda de Pedro Sánchez y del gobierno de coalición.

Los taxistas que los reparten y otros voluntarios ven cómo celadores y administrativos en hospitales de la Comunidad de Madrid rechazan sus paquetes cargados de pantallas de protección, uno de los productos más demandados por los sanitarios para evitar contagios.

(…)

El martes, la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid les dio el visto bueno para uno de sus modelos. Pero este viernes los administradores de estos grupos de Telegram recibieron una nueva comunicación que anulaba la anterior.

Sin más explicación, el director general del proceso integrado de Salud, Manuel Ángel de la Puente, les hacía saber que quedaba sin efecto la luz verde que había dado tres días antes. Un portavoz de la Consejería de Sanidad no precisó a este periódico a qué se debía el cambio

No es de extrañar que, desde El País no se quisiera contar toda la verdad y que para ello utilizaran una historia a medias y dejar señalado a un adversario político.

Es cierto que la Consejería de Sanidad, en la búsqueda de soluciones para proteger la salud de sus sanitarios, recurrió al grupo de voluntarios para que imprimieran la visera de protección y que días después se vio impedida de aceptar los pedidos, pero la verdadera razón fue el impedimento de la Agencia Española del Medicamento y de Productos Sanitarios.

Según pudo conocer la Cadena SER, el pasado 24 de marzo, el director general de Proceso Integrado de Salud, Manuel de la Puente, autorizó y validó el uso de ese tipo de productos «ha sido revisado, editado y validado por el personal médico de la Comunidad de Madrid», producto de la «falta de stock de material comercial» por lo cual permitió la utilizaciñon de estos materiales para todo aquel personal sanitario «que no pueda acceder a otros materiales, con la debida esterilización» debido a que no recibieron el visto bueno de la Agencia Española del Medicamento y de Productos Sanitarios (AEMPS) porque «cualquier producto nuevo», incluidos los de esta categoría, «tienen que pasar antes por la AEMPS» que es «quien debe homologarlo», explica un portavoz de la Consejería de Sanidad.

A los Coronavirus Makers madrileños el rechazo de la Comunidad les ha sentado como un jarro de agua fría. Rafael Contreras, un taxista de 43 años que fabrica y reparte, dice que después de días en los que ha entregado las viseras a médicos con lágrimas en los ojos, el sábado se topó en la puerta del Gregorio Marañón con un administrativo que le dijo que las cosas habían cambiado. Destaca El País en el mencionado artículo sin mencionar el impedimento de la AEMPS

Según destaca La Ser citando a fuentes consultadas, esa homologación tiene una lógica legal, la administración teme que si les pasa algo a los médicos por el uso de esos productos sin homologar, puede caerles una lluvia de demandas laborales. De hecho, Comisiones Obreras ya avisado que «no va a consenstir que se amenace a los profesionales con sancionarles por negarse a trabajar sin equipos de protección».

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class