Portada » Pillan a la activista pro-Sánchez que denunciaba «las pizzas de Ayuso» pegándose grandes comilonas
Actualidad

Pillan a la activista pro-Sánchez que denunciaba «las pizzas de Ayuso» pegándose grandes comilonas

Se llama Aurora Serrano, y es una activista de izquierdas (algunas cuentas la vinculan a la UGT) que ha montado una campaña en Twitter para exigir la dimisión de Isabel Díaz Ayuso por haber ordenado servir pizza a los niños de familias vulnerables y con pocos recursos durante el estado de alarma.

Es una activista muy próxima a la izquierda que de hecho alardea en redes de una foto con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez.

Sin embargo, su estrategia se ha ido a pique cuando otros han buceado en sus perfiles y se la han encontrado haciendo alarde de grandes comilonas, a pesar de haber concedido entrevistas donde recordaba haber sufrido discriminación por ser gitana y pobre: «Hoy toca tiburón, jajaj», se pavoneaba en su Instagram frente a una foto de un gran pescado en una mesa a la que no le faltaba de nada.

Es curioso que la tal Serrano, que presume de llenar los carrillos con todo lujo de detalle, critique a la presidenta de la CAM y exija su dimisión por aquellos menús que elaboraron Telepizza y Rodilla tras un acuerdo con el Gobierno regional para atender a las familias con menos recursos durante el estado de alarma. Según se avisó, la pizza como tal solo formó parte de aquellos menús durante un día a la semana.

 

 

 

Serrano ha publicado en Twitter fotos que supuestamente corresponden a uno de estos menús, con los siguientes comentarios: «Os presento el menú de hoy, pizza grasienta y que no falte la mísera ensalada (…) Comprendéis mi indignación. Pasan hambre y encima les dan comida basura. (…) Ayuso dimisión».

La publicación de sus banquetes culinarios le han dejado retratada como lo que es, una radical sin ningún tipo de rigor y sobre todo, a la que le importa más presumir de su nivel de vida que la problemática alimentaria de los niños de la Comunidad de Madrid. Ante la que le ha caído, ha decidido proteger su cuenta, quizás con la obsesión de poner el candado de sus comilonas a ojos indiscretos.

 

 

----