Estas nuevas directrices se encuentran recogidas en un documento llamado ‘Directiva sobre la Utilización de Lenguaje no Discriminatorio’, firmada por el ministro de Defensa luso, João Gomes Cravinho. Gracias a esta nueva medida también se proscribirán expresiones escritas que sean indicativas de género y serán sustituidas con términos neutrales.

“En el idioma portugués es común utilizar el género masculino para designar a personas de ambos sexos, creando inexactitudes en cuanto a las personas, hombres y mujeres a los que se refiere, y deja a las mujeres prácticamente invisibles en el lenguaje”, indica el documento.

Es por ello que en los documentos oficiales de todas las instituciones militares de Portugal se recomiendan estrategias de “neutralización o abstracción” y de “especificación”, es decir, que opten por expresiones neutrales.