Portada » Rafael Amargo distribuía la droga en la zona de ambiente gay de Chueca
Actualidad

Rafael Amargo distribuía la droga en la zona de ambiente gay de Chueca

El bailarín permanece detenido con su mujer, el productor de «Yerma» y un íntimo amigo en comisaría. Están acusados de grupo criminal y tráfico de metanfetaminas

La investigación contra Rafael Amargo y, en principio, otras tres personas de su círculo más cercano llevaba en marcha desde esta primavera. El Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Centro de Madrid seguía la pista desde marzo de numerosas incautaciones de droga sintética en el barrio de Chueca, sobre todo de metanfetaminas (cristal). El artista granadino, de 45 años, se dedicaba, supuestamente, a almacenar y distribuir los estupefacientes entre el ambiente gay de la zona. También lo hacía, según las investigaciones, tuteladas por la Fiscalía Antidroga de Madrid, en el barrio donde reside, Malasaña.

Amargo; su pareja, la también bailarina Luciana Bongianino, de origen argentino; el productor de la obra que iba a estrenar mañana, «Yerma», Eduardo de los Santos, y un íntimo amigo. La pareja fue arrestada a última hora de la tarde de ayer cuando precisamente salían de su casa hacia los ensayos, en el Teatro de la Latina.

Viagra y popper en los domicilios

Los encartados fueron trasladados a los calabozos de la calle de Leganitos. La causa se encuentra secreta, con el respaldo del juzgado número 48 de Madrid, que ordenó el registro de, al menos, dos viviendas: la del propio Amargo, donde había droga, supuestamente, para su consumo propio; y la de De Los Santos. Esta última se ubica frente a la plaza de Toros de Las Ventas.

La Policía Nacional se incautó en ella de cerca de 100 gramos de metanfetaminas o «cristal», cuyo precio en el mercado es similar al de 2 kilos de coca (unos 120.000 euros, ya cortada), pero también de otras sustancias como popper (un vasodilatador utilizado para mantener relaciones sexuales), mefedrona (una droga que se puede inhalar, fumar o introducir por la mucosa anal), sildenafilo (o Viagra) y ketamina (un anestésico veterinario, usado con caballos generalmente, pero también consumido como droga).

Fuentes del caso indicaron la gravedad de los hechos en lo que han denominado operación Corax. Aunque los sospechosos no se dedicaban a fabricar la droga, sí que la adquirían, la almacenaban en los pisos, a modo de «guarderías» y, siempre presuntamente, la movían por los círculos de fiesta, sobre todo gay, del centro de Madrid.

Los agentes de Centro quieren tomarles declaración esta tarde, aunque es probable que se nieguen a hacerlo, asesorados por sus abogados. Y mañana pasarán a disposición judicial.

La investigación continúa abierta, no se descartaba una detención más, pero parece que todo va a quedar en este saldo de arrestos.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class