Portada » Reino Unido y EEUU sospechan que el Covid-19 se originó tras una fuga accidental en un laboratorio chino
Actualidad

Reino Unido y EEUU sospechan que el Covid-19 se originó tras una fuga accidental en un laboratorio chino

No se descarta que un accidente en algún laboratorio chino causase la propagación de la epidemia

Reino Unido considera la posibilidad que el coronavirus podría haberse filtrado accidentalmente desde un laboratorio chino

El gobierno de Boris Johnson maneja información que vincula el origen del coronavirus a algún tipo de fuga tras un experimento de laboratorio de la ciudad de Wuhan, según una información del ‘Daily Mail‘.

Hasta ahora, la mayoría de los expertos estimaban que el estallido del mencionado virus había comenzando con la transmisión de la enfermedad de animales a humanos en un mercado de la ciudad china de Wuhan, donde vender animales vivos es una práctica habitual.

Aunque en el seno del gobierno de Johnson se cree que esta teoría es la explicación más extendida, no se da por descontado que una fuga en algún laboratorio cercano causase la epidemia.

El ‘Daily Mail’ informa que «existe una visión alternativa creíble basada en la propia naturaleza del virus«, según un miembro del comité de emergencias del gobierno del Reino Unido (Cobra, que solo se reúne en una situación de emergencia).

Laboratorios cerca del mercado de animales de Wuhan

«Quizás no es coincidencia que exista un laboratorio en la propia ciudad de Wuhan». Y es que hay dos laboratorios científicos cerca de esta ciudad, considerada punto de inicio del nacimiento -y posterior expansión- del Covid-19: el Instituto de Virología de Wuhan y el Centro de Wuhan para el control de enfermedades. Ambos están a menos de 10 millas del mercado de animales donde se cree que el virus dio inicio a finales del año pasado.

Esta teoría alternativa ha llegado también a la prensa estadounidense. Algunos científicos norteamericanos creen que un accidente en alguno de estos laboratorios pudo propagar el coronavirus, según el columnista David Ignatius del Washington Post.

Ignatius consultó a un biólogo, Richard Ebright, que es profesor del Instituto de Microbiología Waksman de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey.

Ebright fue citado declarando que la mayoría de los científicos de Wuhan que habían estado investigando virus solo tenían las «mínimas protecciones» contra la infección. Esto no significa que el famoso virus fuera creado en alguno de los laboratorios de Wuhan, pero sí que fuera estudiado en un primer momento en uno de ellos y se produjera una fuga de manera accidental.

«La transmisión del virus pudo poner en riesgo a un trabajador del laboratorio y de ahí, al público, dada sus características de contagio y expansión».

El hecho del férreo sistema político que rige en China, donde gobierna una dictadura comunista, y de las dudas sobre cómo han contabilizado y reportado sus casos, no hacen más que extender las sospechas sobre aquel país:

El 29 de marzo de 2020, el legislador británico Michael Gove declaró a la BBC que era muy escéptico respecto a los números que ofrecía China oficialmente.

«El primer caso de coronavirus en China fue establecido en diciembre de 2019, pero se da el caso que algunos de estos reportes no son claros respecto a la escala, la naturaleza y la infección que produce», añadió. «La desinformación sobre el Covid-19 han costado vidas».

----