Portada » Respira: una dana nos salvará in extremis de la posible ola de calor de la semana que viene
Actualidad

Respira: una dana nos salvará in extremis de la posible ola de calor de la semana que viene

ola de calor

Ola de calor sobre el Reino De España

La meteorología es una ciencia que intenta ser precisa, pero a veces hay margen de error. Esto es lo que ha pasado con la predicción de una posible ola de calor que iba a tener lugar la semana del 9 al 15 de julio, gracias a la entrada de aire cálido procedente de África. Ahora, parece que se quedará en nada. Te explicamos por qué.

Si a algo hay que agradecer que nos vayamos a librar de la ola de calor de la semana que viene es a una DANA, el mismo fenómeno meteorológico que ha hecho posible, entre otras cosas, que hayamos tenido la primavera más lluviosa de los últimos 50 años. Ahora, va a volver a hacer de las suyas.
Pero lo primero que hay que tener claro es qué es lo que va a producir la ola de calor. En este caso, una dorsal africana se situará en el sur de país, impulsando hacia nuestras latitudes aire cálido en superficie que disparará los termómetros.Lo notaremos a partir del lunes, cuando en buena parte del país se superen los 35ºC de máximas.
ola de calor
*Imagen: anomalía de temperaturas máximas previstas para el lunes / Tropical Tidbits
El martes aún tendremos altas temperaturas, pero veremos algunos descensos en las provincias del oeste peninsular, como Cáceres, Badajoz, Salamanca o A Coruña.
En cualquier caso, todos lo notaremos de verdad a partir del miércoles, con descensos de hasta 7ºC u 8ºC. Por ejemplo, en ciudades como Zaragoza pasaremos de 40ºC a 33ºC; en Sevilla y Madrid, de 37ºC a 32ºC; en Toledo, de 39ºC a 33ºC…
ola de calor
De todas formas, hay que decir que las DANA son fenómenos meteorológicos difíciles de predecir, por lo que aún se mantiene la incertidumbre sobre cuáles serán exactamente los efectos de esta a su paso por la península. Habrá que ir actualizando los modelos para ir confirmando y conociendo, según avance la semana, más datos al respecto. Pero una cosa está clara: tenemos muchas papeletas para librarnos de esta ola de calor.
Nada que ver con 2017
Se trata de una situación que contrasta directamente con la que nos encontrábamos el año pasado por estas fechas. En aquel momento (justamente el 12 de julio) se produjo la segunda ola de calor del año, con temperaturas que batieron récords históricos. De hecho, se registró la más alta desde que hay registros: 46,9ºC, en la ciudad de Córdoba.
----