Portada » Rivera pone en aprietos a Arrimadas por apoyar a Sánchez: «Cuando pierdes la dignidad, ya no la recuperas»
Actualidad

Rivera pone en aprietos a Arrimadas por apoyar a Sánchez: «Cuando pierdes la dignidad, ya no la recuperas»

“¡Menos mal que dimití, si no hoy tendría que salir escoltado frente a mis votantes!”

Cierto es que su última acción en política fue dejar al partido en diez raquíticos diputados.

Albert Rivera, fundador de Ciudadanos, optó por presentar su dimisión el 11 de noviembre de 2019, horas después de las elecciones del 10-N, al perder nada más y nada menos que 47 actas parlamentarias en cuestión de meses.

El político naranja había logrado todo un éxito al poner a su formación como la tercera fuerza más votada de España, con 57 escaños, en los comicios del 28 de abril de 2019, los que luego no sirvieron para formar Gobierno y hubo que ir a la cita de noviembre.

No obstante, a pesar de no estar en la política en activo, Rivera sigue con honda preocupación lo que está sucediendo en el seno de Ciudadanos y la errática deriva por la que se ha deslizado la fuerza que ahora dirige Inés Arrimadas.

De hecho, tras la salida de Rivera, han salido del partido dos pesos pesados como Juan Carlos Girauta y Marcos de Quinto que no se callan ni media ante lo que entienden que es un cambio de guion y un engaño a los votantes de Ciudadanos.

El expresidente naranja no entiende como su sucesora, aunque sin nombrarla explícitamente, puede haber caído en la tentación de sostener a un Pedro Sánchez que ha optado por pactar con lo más ‘granado’ del espectro político español.

No es solo ya el comunismo que jalea su socio de Gobierno, los Unidas Podemos de Pablo Iglesias. Es que el ‘okupa’ de La Moncloa se ha echado al monte con ERC y con Bildu.

Pues bien, a pesar de ese escenario, Arrimadas ha dado su visto bueno a las sucesivas prórrogas del anterior estado de alarma, el que comenzó un 14 de marzo de 2020 y terminó el 21 de junio de 2020, ahora ha consentido que el presidente pueda decretar una prórroga única del nuevo estado de alarma, hasta el 9 de mayo de 2021 y además solo obligará al mandatario presidencial a comparecer dos veces en el Congreso en ese tiempo.

Pero el remata ha sido el ofrecimiento de Ciudadanos para apoyar los Presupuestos Generales del Estado, unas cuentas que Sánchez ya había cerrado con ERC y Bildu, algo que ya ha terminado por poner de malas a un Rivera que, pese a reconocer que él no quiere ni pretende tutelar a nadie, no ha podido callarse ante lo que entiende que es una humillación a Ciudadanos y a sus propios electores:

Uno puede ser laxo, puede tener cintura, pero tiene que tener dignidad porque la dignidad en la vida, cuando la pierdes, ya no se recupera.

Y señaló claramente que si a él se le llega a pasar por la cabeza intentar respaldar a una fuerza que va con los independentistas y los herederos políticos de la banda terrorista ETA, ahora mismo tendría que salir escoltado, pero frente a sus propios votantes:

No se puede aguantar ni un minuto apoyando cosas en las que no creo. Sinceramente, veo todo lo que pasa y digo ‘Menos mal que dimití, porque si tengo que aguantar todo esto tengo que ir escoltado, pero frente a mis votantes’.

Etiquetas
----