fbpx
Portada » Rosa Mª Mateo reparte más de un millón de euros entre sus amigotes de TVE
Actualidad

Rosa Mª Mateo reparte más de un millón de euros entre sus amigotes de TVE

Rosa Mª Mateo

Está claro, el dinero público sí es de alguien, de quien lo administra

Dice el refrán que quien parte y reparte se queda con la mejor parte y eso es algo que manejan de maravilla los políticos en España y vividores de lo público en general. Mientras por un lado se encargan de saquear a todos los españoles de una forma incluso delictiva, por el otro se reparten entre ellos unos sueldos estratosféricos, unas cantidades de dinero mensual que llega a ser incluso obscena.

En el día de hoy, el diario El Mundo ha publicado el sueldo que percibe Rosa Mº Mateo por estar al frente de TVE y la astronómica cantidad de dinero que se reparte su junta directiva, siete personas. Mateo gana más que el Presidente del Gobierno y percibe un sueldo de 10.405,02 euros brutos mensuales.

Su cúpula directiva que está compuesta por siete miembros: la secretaría general corporativa (Elena Sánchez Caballero), el director general corporativo (Federico Montero), la directora de Comunicación (María Escario), la directora de RNE (Paloma Zuriaga), la de Servicios Informativos de TVE (Begoña Alegría), el de TVE (Eladio Jareño) y el de Contenidos de TVE (Fernando López-Puig). Todos ellos se reparten un total de 1.125.650 euros.

Si a todo esto añadimos las inmensas pérdidas de dinero que nos genera a todos los españoles la televisión pública, no parece que esos obscenos sueldos puedan ser justificados de alguna manera. Y mucho más si tenemos en cuenta que desde la llegada de Pedro Sánchez al gobierno, TVE se ha convertido en un auténtico altavoz del gobierno socialista que tiene como único objetivo el mantenimiento de Sánchez en la Moncloa.

En cualquier empresa privada toda esa cúpula directiva estaría en la calle por su nefasta gestión, pero en TVE no. Es una empresa pública y lo tienen muy fácil para tapar agujeros económicos: nuevo saqueo impositivo al sufrido ciudadano y a vivir, que son dos días.

Mercedes-Benz