fbpx
Portada » Sánchez admite ahora que intentará sacar la investidura con los golpistas catalanes
Actualidad

Sánchez admite ahora que intentará sacar la investidura con los golpistas catalanes

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno recupera el bloque de la moción de censura e incluye al independentismo entre los grupos “susceptibles de apoyar” la investidura dos días después de decir ante el Rey que no negociaría con ellos

Nuevo giro de Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno ha incluido al separatismo catalán entre las fuerzas políticas susceptibles de apoyar su investidura dos días después de asegurar en el despacho con el Rey que no negociaría con ellos.

Sánchez ha anunciado este viernes que las “fuerzas nacionalistas catalanas” estarán en la ronda de contactos que iniciará a finales de agosto y principios de septiembre para intentar desbloquear su investidura.

El bloque de la moción de censura

En ese bloque de partidos, muy similar a la de la moción de censura que le aupó a la Moncloa, ha incluido al PNV, el Partido Regionalista Cántabro y Unidas Podemos. Y por primera vez en varias semanas no ha reclamado la abstención de PP y Ciudadanos.

“La negociación es abierta. No vamos con un programa cerrado. Es un programa abierto susceptible de poderse negociar con contenidos y propuestas”, ha dicho. “Hablaremos con el PNV, las fuerzas nacionalistas catalanas, y lógicamente con Unidas Podemos”.

El jefe del Ejecutivo ha cerrado con el sector de la cultura su ronda de reuniones con colectivos sociales y asociaciones. Han sido, según ha explicado Sánchez, un total de 14 encuentros con unas 180 organizaciones y 200 personas.

Sánchez ha dicho van a sistematizar y compendiar todas las propuestas de estas reuniones en las próximas semanas. El documento resultante será el que el presidente lleve a los encuentros con los grupos políticos a finales de mes.

Sánchez descarta a Rivera

El presidente ha descartado citar a Albert Rivera tras las constantes negativas del líder de Ciudadanos a acudir a las reuniones. Y ha admitido que se pondrá en contacto con el PP, aunque ya no parece una prioridad.

La recuperación del bloque de la moción era una de las principales demandas de Podemos, que no compartía los intentos de Sánchez por pedir la abstención de PP y Ciudadanos. El partido morado sigue exigiendo la formación de un Gobierno de coalición, aunque Sánchez ha asegurado hasta ahora que ese tren ya pasó en la investidura fallida de julio.

El jefe del Ejecutivo ha comprimido el calendario al retrasar las reuniones con los grupos. Sánchez tiene hasta el 23 de septiembre para sacar la investidura y evitar una repetición electoral el 10 de noviembre.

Mercedes-Benz