Portada » Sánchez no considera dictador a Maduro
Actualidad Internacional

Sánchez no considera dictador a Maduro

Nicolas Maduro

Iván Duque afirmó que Venezuela es “una dictadura oprobiosa que ha ido eliminando las libertades”

La rueda de prensa se puede ver completa a través del vídeo de la retransmisión hecha por la agencia Efe . Durante esta comparecencia ante los medios, el presidente de Colombia, Iván Duque, calificó sin rodeos al régimen de Nicolás Maduro como “una dictadura oprobiosa que ha ido eliminando las libertades y que ha arruinado económicamente una sociedad (minuto 1:18:07). El enviado del diario Abc, Juan Fernández-Miranda, preguntó al presidente español (minuto 1:34:49) “qué opina” sobre la calificación de “dictadura oprobiosa” hecha por Iván Duque sobre Venezuela, ya que Sánchez no se había expresado con “tanta rotundidad”, y también preguntó a ambos presidentes si opinan que una posible solución sea llevar a Nicolás Maduro al Tribunal Penal Internacional. Una observación oportuna, teniendo en cuenta que ese tirano ha cometido violaciones contra los derechos humanos de su propio pueblo. Recordemos que en diciembre del año pasado, el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) cifró en más de 5.000 los venezolanos muertos a manos de la Policía y del Ejército ya sólo en 2017.

Sánchez dice que Venezuela no es una democracia pero elude llamarla dictadura

La respuesta de Pedro Sánchez (se puede ver en el minuto 1:37:24 del vídeo) fue de lo más tibia. El socialista español evitó apoyar la calificación de “dictadura” hecha por el presidente colombiano, y en lugar de eso se limitó a decir: “No se puede llamar democracia a un sistema que tiene presos políticos, que tiene encarcelados por sus ideas”. Y si no es una democracia, entonces ¿qué es? ¿Tal vez el socialista Sánchez no se atreve a llamar dictadura a Venezuela porque es una dictadura socialista? No creo ser muy atrevido al plantear esta pregunta. Recordemos que su partido no sólo evita sistemáticamente referirse como tal a Cuba, sino que además en 2006 el PSOE se negó a condenar los crímenes del comunismo durante una votación celebrada en el Consejo de Europa. Además, en la década de 1980 los socialistas apoyaron conceder la medalla de oro del Senado a dos dictadores comunistas, uno de los cuales eran el dictador cubano Fidel Castro.

Afirma que Venezuela necesita “una conversación consigo misma”

Sobre la idea de llevar a Maduro ante el Tribunal Penal Internacional, Sánchez tampoco la apoyó y se limitó a decir que “Venezuela tiene que empezar una conversación consigo misma”. Recordemos que la nueva Ley de Memoria Histórica que prepara el PSOE afirma que “durante la dictadura franquista fueron cometidos crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra”, unos delitos “que ni podían ni pueden ser objeto de amnistía, que por su gravedad no prescriben, han dejado una herida cuya superación requiere una efectiva política de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”. Sin embargo,cuando las víctimas de crímenes contra los derechos humanos son los venezolanos que viven bajo una dictadura socialista, entonces Sánchez sólo recomienda “una conversación”. ¿Es que las víctimas de Maduro son menos dignas por el simple hecho de ser oprimidas por un dictador socialista? ¿Ésta es la idea de “justicia” y “reparación” que tiene Sánchez?

El presidente colombiano sí que apoya llevar a Maduro ante la Justicia

A diferencia de Sánchez, Iván Duque sí que apoyó que se lleve a Maduro ante el TPI: “Uno de los esfuerzos más grandes que ha hecho la humanidad en los últimos 25 años es haber sacado adelante el Estatuto de Roma, para que no queden en la impunidad crímenes graves contra la sociedad. Y yo debo decir que la congruencia y la coherencia es muy importante en el ejercicio de la función pública. Siendo senador, yo denuncié a Nicolás Maduro, me acompañaron 76 senadores de Colombia y 50 congresistas de Chile, con el apoyo del entonces congresista Felipe Castro”. Duque consideró “valiente” y “necesario” denunciar ante el Tribunal Penal Internacional “una serie de conductas sistemáticas que son violatorias del Estatuto de Roma y que ameritan una sanción”. Aunque al final Duque fue muy generoso y elogió a Sánchez por decir que Venezuela no es una democracia, es evidente que la firmeza del presidente colombiano dejó en evidencia la tibieza del presidente español.

Mercedes-Benz