Portada » Sánchez ultima el recorte de pensiones que negó en público hasta la saciedad
Actualidad

Sánchez ultima el recorte de pensiones que negó en público hasta la saciedad

El Gobierno pretende meter la tijera a las pensiones cambiando su sistema de cálculo de la base reguladora, que ahora podría extenderse a los 35 años cotizados.

Las pensiones van a sufrir un severo recorte en España, aunque lo harán con “truco”: teóricamente han subido casi un 1% al estrenarse el año, pero en la práctica su reducción va a ser notable en los próximos años por la combinación de dos factores. Se retrasa la edad de jubilación y, a la vez, se calcula el importe de una manera menos “generosa“.

Pedro Sánchez ha pasado todas y cada una de las elecciones a las que ha concurrido defendiendo la subida de las pensiones y criticando las medidas del PP para realizar sus cuentas. Siempre ha apostado por una “revalorización”, aunque ahora ya no apuesta por subirlas, sino que su ministro encargado ya cocina una reforma que bajaría un 5,5% los ingresos de los pensionistas.

De hecho, el Ministerio de Seguridad Social, que lidera José Luis Escrivá, ya confiesa trabajar en una propuesta para remitirla a Bruselas, en la que el Ejecutivo plantea la posibilidad de subir el cómputo de pensiones de 25 a 35 años, lo que implicaría bajar a su vez las pensiones, desde el recién estrenado 2021, aunque técnicamente comience el año con una subida a los jubilados y a los empleados públicos.

Sin embargo, en al menos tres periodos electorales se erigió Sánchez como defensor del poder adquisitivo de los pensionistas frente al PP. “Revalorizar las pensiones, subir el SMI y luchar por la #igualdad laboral entre hombres y mujeres es de sentido común, porque es luchar por la justicia social”, era su discurso en marzo de 2019, cuando los jubilados estaban en las calles y necesitaba ganarse su favor electoral.

 

Un discurso que iba en consonancia con lo que ya había asegurado en 2018 cuando consideraba que “el mayor riesgo” para las pensiones es que “siga gobernando” el que lo quiere “socavar”, el PP e insistía en que el si “el sistema es viable, sostenible, y puede garantizar pensiones que evolucionen conforme al IPC“.

 

Y así, hasta retrotraernos a 2015 cuando acusó a Mariano Rajoy de “recortar a la mitad las pensiones de los jubilados”, cuando el primero en hacerlo fue el propio José Luis Rodríguez Zapatero.

De hecho, tampoco resulta sorprendente que el PSOE apueste por una bajada de las pensiones, a pesar de que Sánchez siempre haya hablado en público de la necesidad de subirla, ya que Zapatero fue el principal responsable de la pérdida de poder adquisitivo de este sector, tras su reforma de 2011.

En ella se acordó retrasar de forma progresiva la edad de jubilación de 65 a 67 años (hasta el año 2027), se amplió el período de cálculo de la base reguladora de 15 a 25 años, una medida que va en consonancia con la propuesta actual, y se elevó el número mínimo de años cotizados para tener derecho al 100% de la pensión.

Bruselas recibirá la propuesta que recorta las pensiones pese a la promesa de Sánchez de no hacerlo nunca

Estos cambios en el sistema de pensiones supuso uno de los mayores ‘tijeretazos’ para los pensionistas, por mucho que durante sucesivas campañas electorales, Sánchez se subiera al carro de la revalorización de las mismas para ganarse el favor de los ciudadanos que salían a las calles.

De hecho, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), firmado por el propio José Luis Escrivá, publicó en julio de 2018 un estudio en el que analizaba, precisamente, el efecto que tuvo dicho cambio sobre el importe de la pensión inicial entre 2013 –momento en el que entra en vigor la reforma socialista– y 2015, último ejercicio con datos disponibles hasta esa fecha.

La pensión media inicial tras la reforma del socialista se redujo en unos 23 euros al mes en 2013 en comparación con el cálculo previo (si no se hubiera aplicado ningún cambio); otros 34,5 euros en 2014; y unos 48,5 euros en 2015, al pasar de un total de 1.372,3 euros al mes a 1.323,7. Y esta diferencia entre la pensión de entrada con y sin reforma se iría incrementando con el paso del tiempo, demostrando sus estragos en el bolsillo de los jubilados.

Sea como fuere, todo apunta a que el sector socialista del Gobierno es consciente de que las cuentas no cuadran, el déficit sigue disparado y necesita ajustar los gastos estatales para evitar la quiebra y llevar al país al colapso contable. Por eso, aunque nominalmente las pensiones han subido un 0.9% este 1 de enero, el cambio de sistema de cálculo y la extensión de la vida laboral van a suponer un recorte con pocos precedentes.

Sánchez y su plan de pensiones

No obstante, la tasa de reposición en España (lo que se parece la pensión al sueldo previo) es de las más altas de Europa: la media de la Unión Europea es del 59%. Es decir, cobran 6 de cada 10 euros del salario que tenían. En España, es el 80%.  Al menos hasta ahora.

En todo caso, la medida no afectará a Pedro Sánchez pese a ser su impulsor: según consta en su declaración de bienes y patrimonio, consultada por ESdiario, dispone de un ahorro superior a los 100.000 euros en un plan de pensiones privado.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class