Portada » Sánchez vende medidas económicas de Rajoy como grandes éxitos de su gestión
Actualidad

Sánchez vende medidas económicas de Rajoy como grandes éxitos de su gestión

Sánchez vende medidas económicas de Rajoy como grandes éxitos de su gestión

El presidente del Gobierno se arroga la subida de las pensiones o el aumento de la recaudación, que se produce tras una bajada de impuestos pactada entre PP y Ciudadanos a la que se opuso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, vendió como éxitos propios algunas medidas económicas que fueron aprobadas por su antecesor en el cargo Mariano Rajoy. Sánchez mencionó en varias ocasiones la subida de las pensiones en su balance de fin de año, que en realidad fue un acuerdo del anterior Ejecutivo.

Las cifras que ofreció Sánchez en la Moncloacontrastan con algunos de sus postulados en el PSOE. El presidente reconoció que la recaudación crece a un 6,3% interanual, lo que permite mantener el ritmo de gasto público que a su vez sube más de un 4%.

Este aumento de la recaudación da supuestamente la razón a PP y Ciudadanos, que aprobaron una bajada de impuestos en los Presupuestos hoy en vigor. Sánchez, entonces en la oposición, dijo que el gasto público se resentiría. No ha sido así, y ahora presume de ello.

Viejas políticas como nuevas

Sánchez señaló entre sus logros la subida del 2,25% del salario a los funcionarios, que también fue un acuerdo de Rajoy. Y mencionó como si fuera una novedad los 400 millones destinados al Programa Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial, conocido como Reindus. 

La realidad es que, por un lado, Sánchez ha aplicado un recorte de 411 millones en el Programa que llevó al Consejo de Ministros. Y, por otro, los Reindus están en marcha desde la época de José Luis Rodríguez Zapatero-hace más de diez años- gracias a fondos europeos.

Sánchez sacó pecho de los parámetros macroeconómicos y de la bajada de las cifras del desempleo, comparando la situación de España con la de los países de nuestro entorno.

La mayor parte de estas cifras, heredadas del PP, es para Sánchez motivo de orgullo, a pesar de considerar que la reforma laboral es una máquina de destruir empleo. El presidente concluyó que en estos siete meses se ha hecho más que en los siete años anteriores.

“En siete meses, el gobierno ha subido el salario mínimo, recuperado la sanidad universal, revertido los recortes educativos, impulsado el pacto contra la violencia de género, revalorizado las pensiones, reconocido nuevos derechos a los autónomos”, dijo. “En siete meses España ha cambiado a mejor y en 2019 se va a consolidar ese cambio”.

Diálogo con el separatismo

El balance triunfalista de Sánchez, casi como si todo lo ocurrido en esta legislatura antes de la moción de censura  no hubiera existido, también alcanzó a la crisis territorial que vive España. Ni una palabra sobre la polarización del país, y más críticas a PP y Ciudadanos que a Vox.

Sobre Cataluña, Sánchez volvió a apelar a la convivencia. El presidente advirtió al separatismo catalán de que cualquier planteamiento para solucionar la crisis política que se sitúe fuera del Estatuto y la Constitución es un “monólogo“.

“Dentro del Estatuto y la Constitución podemos hablar de todo. Fuera, nada. Son monólogos”, ha dicho Sánchez en alusión a las 21 propuestas que planteó el presidente de la Generalitat, QuimTorra, en la reunión que mantuvieron en Barcelona.

Sánchez ha defendido que su Gobierno es “constitucionalista“, pero de “mirada amplia”. Inisitió en que siempre “va a reivindicar el diálogo frente a la confrontación y el respeto a la Constitución frente a cualquier intento de vulnerar la Constitución”.

“Nunca se han resulto los problemas desde la crispación“, aseguró.

Mercedes-Benz