Portada » Se estrella en Indonesia un avión con 62 personas nada más despegar
Actualidad

Se estrella en Indonesia un avión con 62 personas nada más despegar

El aparato, un Boeing 737 que no es de la polémica familia Max, cayó al mar de Java en menos de un minuto y explotó en el agua. Se teme que no hay supervivientes

Una nueva tragedia aérea vuelve a sacudir a Indonesia, donde este sábado se ha estrellado un avión con 62 personas a bordo cuatro minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta. El aparato, un Boeing 737-500 con 26 años de antigüedad, perdió más de 3.000 metros de altura en menos de un minuto y se precipitó sobre el mar de Java, según indicó el portal de internet Fligthradar24.

«El avión cayó al mar como un rayo y explotó en el agua. Fue tan cerca que algunos cascotes de contrachapado casi golpearon mi barco», explicó a la BBC un pescador testigo del siniestro. También escucharon la explosión otros vecinos de las islas Laki y Lancang, en cuyas aguas los equipos de rescate ya han encontrado restos del aparato y buscan el fuselaje. Por desgracia, se teme que han fallecido los 50 pasajeros, entre los que había niños y bebés, y los 12 tripulantes.

El avión, de la compañía de bajo coste Sriwijaya y con el código SJ-182, perdió el contacto con la torre de control a las 14:40 (8:40, hora peninsular española), cuando se dirigía a Pontianak, en la provincia de Kalimantan Occidental, en la parte indonesia de la isla de Borneo. Según contaron los vecinos de la zona a una radio local, pensaron que la explosión era «un trueno porque estaba diluviando», recoge el periódico «Straits Times». En Twitter, el pasajero de otro vuelo que iba a aterrizar en Yakarta a esa hora también cuenta que su avión tuvo que ascender de nuevo y esperar media hora debido al mal tiempo.

No era el modelo Max

Aunque el aparato siniestrado es un Boeing 737, no es uno de los polémicos modelos Max que se han pasado en tierra desde marzo de 2019 hasta el pasado mes de diciembre por culpa de dos accidentes mortales. Precisamente, el primero de ellos tuvo lugar en Indonesia en octubre de 2018, cuando un vuelo de Lion Air con 189 pasajeros cayó también en el mar doce minutos después de despegar de Yakarta. Cinco meses después, otro modelo igual se estrelló en Etiopía con 157 personas a bordo. En ambos casos, la investigación reveló fallos del sistema informático que provocaron que los dos aviones cayeran en picado sin que los pilotos pudieran controlarlos. Tras corregir dichos fallos en medio de un escándalo mundial que destrozó la imagen de Boeing y menguó sus pedidos, los 737 Max volvieron a volar en EE.UU. en diciembre. Pero la compañía fue multada esta semana con 2.500 millones de dólares (2.045 millones de euros) por ocultar tales fallos.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class