Portada » Sorpresa en los Presupuestos: la partida de la Casa Real sube más de medio millón
Actualidad

Sorpresa en los Presupuestos: la partida de la Casa Real sube más de medio millón

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado por el Gobierno plantea una subida de un 6,9% para el sostenimiento de la Casa del Rey, que contará con 8.431.150 euros

Si sale adelante el proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado por el Gobierno esta semana, la Casa del Rey recibirá una significativa ‘subida de sueldo’. De los 7.887.150 euros con los que contaba el Rey en los ejercicios anteriores a los 8.431.150 euros con los que contará a partir de que se aprueben las cuentas, si lo hacen en los términos planteados por el Ejecutivo, claro. Esto implica una subida de un 6,9% por ciento para el sostenimiento de las actividades del jefe del Estado.

Al haberse prorrogado los presupuestos que planeó en su día Cristóbal Montoro, en 2019 se replicaron automáticamente las cuentas de 2018. Entonces, se fijó la cantidad global de 7.887.150,00 € para sufragar los gastos de la familia real y de la Casa del Rey. La distribución de esta cantidad global corresponde a don Felipe, a propuesta del jefe de su Casa, Jaime Alfonsín.

Es una subida importante, teniendo en cuenta el historial. Aunque resulte paradójico, la Casa sigue percibiendo menos dinero del que percibía por ejemplo en 2009, cuando su partida presupuestaria era de 8,89 millones de euros. En 2011, el Gobierno tuvo que recortar el presupuesto de la Casa del Rey en un 5,2%. Fue el mismo año en que, a consecuencia del escándalo protagonizado por el cuñado del Rey, Iñaki Urdangarin, Zarzuela decidió hacer públicas sus cuentas por primera vez en su historia. El tijeretazo continuó en años posteriores, y en 2012 la partida se quedó en 8,26 millones de euros.

La partida más baja se dio entre 2013 y 2017. Entre 2014 y 2016, el presupuesto estuvo congelado, aunque se mantenía por encima de los siete millones y medio de euros. Desde entonces ha subido aunque ligeramente (112.000 euros entre 2017 y 2018 ). De confirmarse la próxima subida para el año 2021, sería la más significativa en una década.

¿En qué se gasta la Casa del Rey este dinero? Como es habitual desde que Felipe VI asumiera la Jefatura del Estado, la publicidad de la ejecución presupuestaria de Zarzuela pretende esclarecer a dónde va el dinero del contribuyente, que básicamente se resume en tres apartados: personal, gastos corrientes y ‘porsiacasos’Casi como una pequeña y mediana empresa más.

En los sueldos de la familia real (el dato más sexy, sin duda) se va parte del dinero, pero no es la partida más significativa (un 9%). En concreto, este 2020 el sueldo bruto de Felipe VI es de 248.562,36 euros, tras aplicarse a su retribución del año anterior el porcentaje de subida salarial que tuvieron todos los empleados públicos. El de la reina Letizia, 136.701,36 euros; y la reina Sofía, 111.854,88 euros, en todos los casos abonados en 12 mensualidades. El rey Juan Carlos solo ha recibido un porcentaje de los 194.232 euros que le hubieran correspondido. Don Juan Carlos ha percibido en el 2020 la cantidad correspondiente de su asignación del 1 de enero al 15 de marzo; es decir, en torno a 40.000 euros. Los 161.034 euros que dejará de recibir el Rey emérito pasarán a engrosar el fondo de contingencia de la Casa Real.

La mayor parte de ese dinero se gasta en personal. Zarzuela invierte 3.835.950 euros en sueldos de altos cargos, funcionarios, laborales e incentivos

Pero, además de los sueldos de los Reyes y de la reina Sofía, Zarzuela gasta 3.835.950 euros en personal (entre sueldos de altos cargos, funcionarios, laborales e incentivos al rendimiento). Esto significa que casi la mitad del presupuesto de palacio se va en pagar al equipo de colaboradores más cercano a Felipe y Letizia, aunque no son ellos quienes sufragan todo el personal de la Casa. Al Ministerio de la Presidencia le corresponde el apoyo a la gestión administrativa de la Jefatura del Estado, es decir, pagar las nóminas de los funcionarios de Zarzuela.

La siguiente partida importante es la de gastos corrientes, que incluye las reparaciones, suministros de material o atenciones protocolarias. Por este concepto gastan 2.782.382 euros en cada ejercicio. Este año, además, están de ‘enhorabuena’. La desaparición del rey Juan Carlos de la nómina ha hecho engrosar la partida de contingencias: “En virtud de la decisión de SM el Rey de 15 de marzo de 2020, SM el Rey Don Juan Carlos ha dejado de percibir, a partir de dicha fecha, la asignación fijada en los Presupuestos de la Casa. Esta decisión implica, en términos presupuestarios, un decremento de las cantidades a satisfacer por este concepto de 161.036,34 euros sobre el importe anual previsto. Con dicha fecha, este importe se ha detraído del Capítulo 0 ‘Familia Real’ para incrementar el Capítulo 5 ‘Fondo de Contingencia’ destinado a hacer frente a necesidades de carácter no discrecional y no previstas en el momento inicial que se van presentando a lo largo del año”.

Por último, está el capítulo de Inversiones Reales, el dinerito del que tira Felipe VI cuando quiere “hacer frente a proyectos cuya financiación exceda de los créditos consignados en los Presupuestos Generales del Estado”. De esta hucha han salido los 1.275.519,66 euros que se han gastado sobre todo en modernizar y actualizar “la plataforma de comunicaciones”.

Aunque es notable el esfuerzo de transparencia que viene haciendo la Casa del Rey, sigue existiendo un reto que abarca a toda la estructura del Estado: conocer el auténtico presupuesto de la Jefatura del Estado, dato que a día de hoy solo es especulativo. Partidas millonarias, como la destinada a la seguridad de los miembros de la familia del Rey, permanecen asignadas al presupuesto de los ministerios de Defensa, Interior, Hacienda, Asuntos Exteriores y Presidencia.

Etiquetas
----