Portada » Tico Medina reprueba a Isabel Celaá: «Vieja bruja que envenena por la espalda a esa niña llamada España»
Actualidad

Tico Medina reprueba a Isabel Celaá: «Vieja bruja que envenena por la espalda a esa niña llamada España»

” A ver qué le digo yo a mi nieta cuando quiera saber el día de mañana quién le hizo esta canallada”

Ha dejado para el arrastre a la ministra de Educación

Tico Medina, una de esas voces de referencia en el periodismo español, dedicó su sección de ‘El Puñaíto’ en ‘Herrera en COPE’ a sacudir una buena somanta de palos a Isabel Celaá por cargarse la educación española.

El 20 de noviembre de 2020 Medina mostraba su indignación con la actitud de la política socialista por dinamitar el idioma común, el español, cargarse la escuela concertada y poner en solfa los centros para educación especial:

En los carteles han puesto un nombre que yo reniego mirar, el nombre de una ministra llamada Isabel Celaá. Ministra de la enseñanza dicen, maestra de la maldad, que solo enseña una cosa, la falta de libertad.

Eso sí, sacaba a relucir la contradicción de una ministra que a sus hijas las llevó a uno de los centro más exclusivos de España:

Aparte de ser atea, millonaria, de Neguri, palacios. ¡Ay, esa ley del trágala! Caseríos, mucha riqueza. ¡Ay, Judas de la cristiandad, que llevó a las Damas Negras a sus niñas a estudiar!

Tico Medina no ahorró en epítetos a la hora de definir a Isabel Celaá:

Perdóneme que le diga, maldita sea usted señora, vieja bruja que envenena con su enjuague y apuñala por la espalda a esa niña indefensa que se llama España y le da un tiro en la nuca aplaudida en su silencio en medio del aquelarre de podemitas, de etarras, incluso ese que llaman Rufián, esos que matan disparándote en la nuca el arma de su palabra

Y se preguntaba sobre lo que diría su nieta cuando esta le cuestionase por esta reforma dinamitadora de la educación en España:

Señora marquesa, rica en los tiempos de Franco, condesa de la gabarra, yo tengo una nieta que tiene autismo y que es la niña de mis ojos, Macarena, lo más bonito del mundo. A ver qué le digo yo cuando ella quiera saber el día de mañana quién le hizo esta canallada. ¡Ay, por qué le has dado nombre a una ley que nos va a durar tan poco, que es la ley de la encelaá, la ley de la cabreá, que tiene acento en la A igual que desangelá!

Concluía su diatriba contra Pedro Sánchez, que se había convertido en el gran palmero de quien realmente está detrás de la ruptura de España:

Pero eso sí, con su rostro como quien no ha roto un plato, aunque está rompiendo España, Redondo, más que ministro, debería llamarse Cuadrado, porque siempre está a la orden del gran mentiroso. Apunte usted mi nombre y mis apellidos y me llama usted a declarar, igual que ahora mismo afirmo que en el tablao español, Pablito, el niño del moño, Iglesias es el cantaor y Sánchez, su palmero, esa es la gran verdad.

Etiquetas
----