Portada » Un camarero camina 10 kilómetros para abrir la cafetería de Parapléjicos tras dos días cerrada
Actualidad

Un camarero camina 10 kilómetros para abrir la cafetería de Parapléjicos tras dos días cerrada

Debido a las anunciadas heladas, dormirá en un banco del hospital para dar el servicio a las siete de la mañana del lunes

Rubén trabaja como camarero en la cafetería del hospital nacional de Parapléjicos de Toledo, que lleva dos días cerrada debido a los estragos que ha causado el temporal Filomena en la provincia. Tanta nieve ha caído estos días que tuvo que dejar abandonado el coche en su pueblo, Argés, y llegó andando a su urbanización.

Por eso de dar servicio a los pacientes, usuarios y trabajadores del hospital después de dos días, Rubén no se lo ha pensado dos veces este domingo, que le toca trabajar. Aunque su empresa no le obligaba, este humorista en sus ratos libres ha cogido una mochila con muda limpia, se ha calzado unas botas de andar por casa y ha salido de su vivienda pasadas las once y media de la mañana. Antes no ha podido salir andando por el estado de las calles nevadas de su urbanización.

Ha pisado mucha nieve, muy profunda en algunos tramos, y también ha caminado por la carretera, con hielo en ciertas zonas. Así ha llegado a pie hasta el hospital después de diez kilómetros. Lógicamente, no ha sido puntual -las 7 de la mañana era la hora de apertura de la cafetería-, «pero he llegado, aunque haya sido pasadas las dos y media de la tarde». «Hay que dar un servicio a la gente que está en el hospital», se justifica Rubén, quien se apañará con los alimentos que tenga a mano porque el cocinero tampoco podrá llegar.

Trabajará hasta las diez de la noche y dormirá en un banco del hospital porque Toledo está en alerta naranja y se esperan heladas tras el ocaso. Al pernoctar en una sala de espera, Rubén no llegará tarde al trabajo este lunes y abrirá la cafetería a su hora: las 7 de la mañana.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class