Portada » Un ‘descriptivo’ vídeo viral define con toda crudeza al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias
Actualidad

Un ‘descriptivo’ vídeo viral define con toda crudeza al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Un ejemplo bastante escatológico pero que triunfa en las red por su contundencia

No se le puede negar el ingenio que muchas veces preside las redes sociales. Para muchos las comparaciones son odiosas y en este caso que les contamos en Periodista Digital no sabemos si odiosa pero sí desde luego escatológica…

A saber, resulta que circula un vídeo –de poco más de un minuto- que estos días triunfa no solo en las redes sino también llega a nuestros teléfonos a través de WhatsApp y que ya se ha hecho a estas alturas absolutamente viral gracias a los ‘likes’ y compartidos.

En las virales imágenes, aparece un individuo que en primer plano se dirige a sus seguidores con una especie de fábula a modo de relato ‘fisiológico’ que explica lo que ocurriría dentro de un ser humano si varias partes de ese cuerpo (corazón, cerebro o las piernas) discutiesen por su intención de ‘gobernar’ nuestra anatomía.

 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias - Periodista Digital" data-description="No se le puede negar el ingenio que muchas veces preside las redes sociales. Para muchos las comparaciones son odiosas y en este caso que les contamos en Periodista Digital no sabemos si odiosa pero sí desde luego escatológica… A saber, resulta que circula un vídeo –de poco más de un minuto- que estos días […]">

 

Presentadas las candidaturas y ventajas de que nos gobernase cada aspirante (corazón, piernas y cerebro), irrumpe entonces en el debate una voz que presenta in extremis su candidatura y, para sorpresa de los contendientes, esa voz representa a los excrementos…  (que se identifica como la ‘mierda’).

Esa escatológica voz sufre las burlas de los otros aspirantes pero entonces como medida de presión se niega a abandonar el cuerpo humano y ya se pueden imaginar las consecuencias que ello tiene: “el cerebro se encogía, el corazón no podía bombear y las piernas temblaban”, cuenta el protagonista del vídeo.

Ante tal debilidad, las partes del cuerpo no tienen más remedio que resignarse y entonces dijeron: bueno, pues que gobierne la mierda. Y a partir de ese momento cualquier mierda puede gobernar…

----