Portada » Ussía tritura con rima al ministro Garzón: «El tonto de Consumo es más cuesco que humo»
Actualidad

Ussía tritura con rima al ministro Garzón: «El tonto de Consumo es más cuesco que humo»

“Es el sandio zote para la mayoría, refiriéndose al gili del baranda”

Se lo ha ganado a pulso el personaje en cuestión.

Alberto Garzón, a la sazón ministro de Consumo del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias por mor de la división en varias partes de lo que anteriormente era la cartera de Sanidad y Consumo, se las está llevando de todos los colores.

El comunista de fachada, el que presume ser más rojo que el interior de una sandía o que un campo de amapolas, ese que luego se va de luna de miel a la nada barata Nueva Zelanda, se permitió lanzar el esperpento de que el turismo no le da valor añadido a España.

La declaración de Garzón venía a dar respuesta a la preocupación del principal sector económico de nuestro país. Entre los más de dos meses de cese de actividad, el disparate en el que se ha convertido el plan de desescalada, que más que por fases lo que resulta es más bien un desfase, y la ocurrencia final de obligar a los turistas extranjeros a pasar una cuarentena de 14 días en el hotel, los empresarios turísticos creen que se está bombardeando por completo la posibilidad de tener un halo de esperanza en este 2020.

Pero el ministro de Consumo, erre que erre, él no se apea del burro y sigue adelante con su despropósito que luego tendrá que asumir la también podemita ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, la de las risotadas con los ERTE, cuando venga otra buena avalancha de parados definitivos dentro del sector turístico español.

El genial Alfonso Ussía, que cada día se supera más en esta faceta de tuitero que está potenciando especialmente desde su abrupta salida-despido del diario La Razón, le da para el pelo al lumbreras ministro de Consumo por despreciar el turismo, fuente cuasi inagotable de ingresos y de creación de puestos de trabajo.

 

 

 

Los seguidores de Ussía aplaudieron largamente la nueva creación tuitera y el viaje, nunca mejor dicho, con el que el escritor obsequió a Alberto Garzón:

 

 

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class