Portada » La técnica para hacer la tortilla francesa perfecta: firme y jugosa
Bienestar

La técnica para hacer la tortilla francesa perfecta: firme y jugosa

Las cofundadoras de Futurlife21, Elena Pérez y su hija María Hernández-Alcalá, comparten en Instagram la fórmula para que quede en su punto

¿Puede haber algo más sencillo que hacer una tortilla francesa? Es uno de los platos más recurrentes cuando queremos preparar una comida o cena rápida y nutritiva, no solo por aprovechar los beneficios del huevo, sino también por su aparentemente fácil ejecución. Sin embargo en estos días la bioquímica y especialista en Nutrición, María Hernández-Alcalá Pérez, ha querido compartir la fórmula de su madre y cofundadora de Futurlife21, Elena Pérez, que además de bioquímica y bióloga molecular también es especialista en alimentación y nutrición aplicada.

Esta semana ambas se pusieron manos a la obra en los fogones (Elena, madre, cocinando y María, hija, retransmitiendo ese momento) para explicar a través de la cuenta de instagram de Futurlife21, que ya supera los 390.000 seguidores, cuáles son los trucos de Elena Pérez para preparar una tortilla francesa perfecta, no solo por su textura (firme por fuera y blandita y jugosa por dentro), sino también en cuanto al sabor.

La razón por la que decidieron compartir este «secreto de familia» (se trata de una receta que Elena aprendió de su madre, según explicó durante la grabación del vídeo) es que son ya cientos los seguidores que han preguntado cuál es la técnica con la que consiguen en Futurlife21 ese resultado tan tierno y jugoso cada vez que comparten alguna receta en la que aparece una tortilla francesa. «Puede que os parezca la mayor bobada del mundo, pero anda que no he probado tortillas en mi vida y como la de Eleni no hay ninguna, lo prometo. Me preguntáis muchísimo por un vídeo de ella haciendola, asi que aquíos lo dejo, no perdáis detalle de la técnica y por favor, hacedla así, y veréis la diferencia», explicaba Hernández-Alcalá al compartir el vídeo.

Así, en un vídeo corto pero didáctico, la cofundadora de Futurlife21 explica en Instagram algunos de sus sencillos trucos y una técnica muy personal para preparar la tortilla. El primero de ellos es, según asegura, asegurarse de que al batir los huevos (2 huevos, en este caso) no queden demasiado mezclados o batidos sino que conserven pequeños «tropezones». Después explica que se debe añadir una gota de aceite de oliva a la sartén (esta deberá ser antiadherente) y cuando el aceite esté caliente será el momento de echar el huevo. Es entonces cuando llega el momento de aplicar la técnica específica a la que se refieren los seguidores de Futurlife21, pues la experta en nutrición aconseja mover el huevo con una espátula (preferentemente de siliciona, para que no se estropee la sartén) haciéndolo con movimientos circulares y ligeramente envolventes hasta comprobar que cuaja a nuestro gusto.

Después se cierra la tortilla hacia un lado envolviendo el conjunto. Y así, según describe en el vídeo su hija, María Hernández-Alcalá, queda la tortilla «perfectamente hecha o cuajada pero blandita por dentro».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Futurlife21 (@futurlife21)

Elena aclara, sin embargo, que si nos gusta algo más cuajada puede dejarse un poco más en la sartén, pero una vez que se ha envuelto. «Muchas veces lo que hacemos es que echamos en la sartén un huevo batido y lo dejamos ahí quieto. Esto hace que se vaya tostando y el sabor cambia completamente», revela.

Para comer sano, ¡hay que cocinar!

Además de compartir a diario las recetas de sus dos libros, las cofundadoras de Futurlife21 son firmes defensoras del «batch cooking» y el uso de verduras y frutas ultracongeladas, no solo para comer de forma saludable, sino también para reducir el desperdicio de alimentos. «Las verduras ultracongeladas pueden llegar a tener en algunos casos más propiedades que las frescas pues se recogen en su punto máximo de maduración y en seguida se llevan a la fábrica, donde se lavan, se envasan y se ultracongelan; mientras que algunas verduras y frutas frescas se maduran en los camiones o en los almacenes, de camino a los lugares de venta», explicó Hernández-Alcalá recientemente en ABC Bienestar.

A la hora de cocinar las expertas de Futurlife 21 proponen practicar el «batch cooking» de modo que en una sesión intensa de cocinado podamos plantear unas elaboraciones básicas («futur básicos» como el pisto de pimiento, calabacín y cebolla; el tomate casero frito, los guisos y caldos de verduras, la cebolla pochada y dorada o las verduras en barritas) que después permitan preparar platos saludables de una forma rápida durante el resto de la semana. Un ejemplo es tener congelado un pisto elaborado con pimiento, calabacín y cebolla. «Una vez que lo descongeles puedes usarlo como base para preparar un plato riquísimo al que puedes añadir huevo, o pescado o pollo», explica.

En el caso de que se tengan las verduras congeladas en palitos (zanahorias, pimiento, cebolla, puerro y apio), propone echarlas en la sartén y pocharlas y después añadir igualmente algo de pollo o pescado.

También propone tener siempre a mano una mezcla variada de verduras congeladas. «Puedes elaborar una crema de verduras con mucho sabor sin necesidad de descongelarlas. Se echan directamente en la olla», comenta.

Etiquetas
----