Portada » Los peligros de la dieta del huevo duro
Bienestar

Los peligros de la dieta del huevo duro

Los peligros de la dieta del huevo duro. - Adobe Stock

Esta dieta, rechazada por dietistas-nutricionistas y demás expertos en alimentación consiste en priorizar el consumo de huvoe, fruta y verdura y un aporte reducido de carbohidratos complejos

Melissa González

La dieta del huevo duro ha ganado popularidad y adeptos en los últimos años dado que se presenta como la mejor opción para perder peso sin mucho esfuerzo y en poco tiempo.

Esta dieta, rechazada por dietistas-nutricionistas y demás expertos en alimentación consiste en priorizar el consumo de huevofruta y verdura y un aporte reducido de carbohidratos complejos (entorno a un 30%). Pero, a pesar de que esos alimentos son recomendados en buenas cantidades para personas sanas, por sí solos no llevan a ninguna parte por su bajo aporte calórico. «Es una dieta demasiado baja en carbohidratos y en energía. Aporta unas 900 kcal que puede resultar en un déficit energético mayor de 1000 kcal al día, lo que puede conllevar pérdida excesiva de líquidos y un mayor riesgo de pérdida de masa muscular», cuenta Juana María González, dietista-nutricionista y directora técnica de Alimmenta.

Según indica la experta en nutrición, las dietas que prometen grandes bajadas de peso en un periodo corto de tiempo «son dietas milagro»: «Esta dieta se fundamenta en un libro escrito en 2018 por Arielle Chandler, en el que afirma que la dieta, además de conseguir la bajada de peso mencionada, también ayuda a mejorar el control del azúcar en sangre (glucemia), promueve una visión saludable, fortalece los huesos la piel y las uñas».

Las afirmaciones de salud y la inclusión de relatos o testimonios personales sin ninguna evidencia científica crea una confusión en el consumidor que solo busca convencerle de las bondades de la dieta. «Esto es propio de una dieta milagro: prometer resultados rápidos, beneficios para la salud y restricción de algunos alimentos», alerta la nutricionista Juana María.

Desaconsejada por expertos

Como decíamos, aunque esta dieta es rica en beta-carotenos o vitamina A, al ser monótona y priorizar tanto los huevos, se desplaza el consumo de otros alimentos ricos en nutrientes esenciales como los pescados azules o las legumbres. «A largo plazo promoverá un déficit nutricional por la baja ingesta energética y la monotonía en la dieta (bajo aporte de nutrientes)», alerta la experta de Alimmenta. Al parecer, tal como apunta, el aporte energético es insuficiente respecto a la restricción recomendada para una dieta hipocalórica bien planteada (entre 500-1000 kcal). «Esto hace que esta dieta que es “pan para todos” no está personalizada para las necesidades específicas de cada persona, lo que puede conllevar un aporte insuficiente de energía y nutrientes que a largo plazo trae consigo un empeoramiento de la salud».

Además, las ingestas energéticas demasiado bajas no logran resultados a largo plazo, por lo que acarrea el conocido efecto yo-yó o efecto rebote: «El metabolismo energético se ve forzado por lo que a largo plazo hace más resistente la bajada de peso. En definitiva, no promueve un cambio de hábitos, ni que la persona aprenda a comer y a organizarse, solo es una dieta para bajar kilos», advierte.

Cantidad de huevos recomendada

Aunque la dieta del huevo duro no es una dieta aconsejable, tomar huevos en sus diferentes formas sí lo es aunque, como en todo, nunca en exceso. «La ingesta de huevo en una persona sana no está restringida. La única restricción será que no desplace el consumo de otros alimentos importantes de la dieta, como he mencionado anteriormente», aclara Juana María.

«Los huevos se pueden poner, por ejemplo, en el desayuno, haciéndolo poché sobre una tostada con espinacas, tomate y aguacate o en tortillas para cenar o duro con una ensalada o con unos guisantes o habas. También se puede poner sobre una crema de verduras. Se puede utilizar para hacer emulsiones de salsas o batidos. Tiene infinidad de usos y sus propiedades nutricionales son excelentes. Siempre que utilicemos el huevo entero, la yema y la clara», concluye la especialista en nutrición y dietética.

mercedes banner - Los peligros de la dieta del huevo duro - bienestar
----