Portada » Membrillo: beneficios y cómo cocinarlo de manera saludable
Bienestar

Membrillo: beneficios y cómo cocinarlo de manera saludable

Cuando hablamos del membrillo enseguida nos viene a la imagen de esa pasta marrón que algunas veces podemos ver acompañando a los quesos. Pero realmente el membrillo es mucho más que eso, ya que fue una de las frutas más apreciadas en la antigüedad.Su origen se encuentran en la cuenca mediterránea y hay hallazgos que ya la situaban en Mesopotamia. Desde esa época esta fruta no solo ha estado presente en nuestra gastronomía, sino que también la podemos encontrar en nuestra cultura.

Muchos historiadores asocian el nombre griego que recibía el membrillo a la manzana de Adán y Eva. Se piensa que el cultivo de este fruto fue anterior al de la manzana y cuando encontramos en algunos textos referencias a una manzana dorada, podría ser debido a un error en la traducción de esta palabra griega. También fue un elemento importante en las culturas griegas y romanas, ya que se asoció a la diosa Afrodita y fue un símbolo de fecundidad.

Pero en esta época ya encontramos los dulces de membrillo tan tradicionales en nuestra cultura. A este fruto hace referencia Marco Gavio Apicio en su libro Re coquinaria y aunque no describe realmente cómo se realizaría su cocción, si que deja especificado que se acompañaría con una carne y con puerro, por lo que lo más seguro es que se sirviera como un estofado. Habitualmente se consumía ya elaborado como una pasta dulce, cociendo este fruto con un poco de miel, o se utilizaba para realizar salsa que podían acompañar a carnes o pescados. El membrillo era un ingrediente que no podía faltar en ninguna boda o banquete, y se consideraba un producto de alto valor gastronómico.

Pero todavía nos queda responder una pregunta ¿Qué es el membrillo?

El membrillo es una fruta que proviene de un árbol de la Cydonia oblonga, con una piel amarillenta y una pulpa un poco más blanquecina, que tiene un sabor áspero (es astringente por su contenido en taninos) pero un aroma muy intenso.

La temporada de membrillo es muy corta y puede representar la época de otoño, aunque gracias a realizarle una cocción podemos conservar este fruto durante mucho tiempo.

Propiedades del membrillo

En cuanto a sus propiedades podemos destacar que es una fruta de bajo valor energético y gran contenido en agua y minerales como el potasio.

Es digestivo

Gracias a su contenido en taninos y pectinas ayudan a mejorar las digestiones y a proteger las mucosas. Por lo que para personas que sufren úlceras o gastritis puede ser beneficioso.

Regula el tránsito intestinal

Sus semillas contienen mucílagos que ayudan a regular los procesos de gastroenteritis y a su vez la pectina puede favorecer el tránsito intestinal en caso de estreñimiento.

Protector cardiovascular

Su contenido en potasio, que nos va a ayudar a regular la presión arterial y la fibra, favorece la regulación del colesterol sanguíneo.

Además este contenido en potasio también nos va a ayudar a regular los niveles de agua, ya que ejerce un efecto diurético, en el caso que sufras retención de líquidos.

¿No sabes cómo cocinarlos? A mi me encantan al horno.

Sencillamente lávalos bien, pártelos por la mitad y hornea a unos 170º C unos 20 minutos. Sírvelos con canela y un poco de miel. Pocas cosas tan sencillas están tan buenas

¡Pasa buen fin de semana!

Elisa Escorihuela Navarro

Nutricionista y farmacéutica

----