Portada » Método Nakano: la técnica japonesa para entrenar el torso y perder tripa
Bienestar

Método Nakano: la técnica japonesa para entrenar el torso y perder tripa

El entrenador japonés Shuichi James Nakano propone concentrar el entrenamiento en el torso para evitar el dolor de espalda y de lumbares

Los músculos se atrofian si no los usamos. Y lo cierto es que en el día a día no los usamos demasiado. Y ahora mucho menos, pues en el contexto en el que vivimos estos días nos hemos visto obligados a cubrir muchas de las necesidades diarias a golpe de clic: desde comprar en el supermercado hasta buscar un regalo de cumpleaños pasando por charlar virtualmente con amigos y familiares. Por eso para remediar algunas de las consecuencias de esa menor actividad física se han puesto manos a la obra para buscar formatos de entrenamiento que ayuden a fortalecer el cuerpo y evitar lesiones musculares frecuentes como los dolores de espalda y los dolores lumbares.

El método Nakano, creado por el entrenador Shuichi James Nakano, tiene como objetivo «despertar el torso» pues, en su opinión, es la base de cualquier tipo de entrenamiento corporal que conduzca hacia una correcta utilización de los músculos. Los ejercicios sencillos que propone en su libro editado por Kitsune Books (a la venta a partir del 9 de noviembre) van destinados a principiantes o a las personas que han dejado la actividad deportiva durante un tiempo y necesitan recuperar el tono muscular.

La clave del método Nakano: el torso

El entrenamiento del torso se ha popularizado rodeado de falsos mitos pues, tal como revela el entrenador japonés, es importante distinguir ente la «unidad interna» y la «unidad externa» del torso.

La «unidad interna» incluye el grupo de músculos situado en la parte anterior del torso: el diafragma, el músculo transverso del abdomen, el músculo multífido y los músculos del suelo pélvico.

La «unidad externa» incluye el grupo de músculos situado en la zona superficial del torso y está compuesto por el recto abdominal y los músculos oblicuos y dorsales.

Cómo saber si uso el torso correctamente

Si no puedes mantener el cuerpo recto sin apoyarte en algún sitio o sin colocar los codos sobre la mesa, si tienes siempre la espalda encorvada, si necesitas juntar las manos cuando estás de pie o si te apoyas solo sobre un pie al levantarte es que no utilizas correctamente la «unidad interna». Y cuando esto sucede, según explica el autor del Método Nakano, la columba vertebral y la pelvis se desestabilizan pues el torso carece de la fuerza suficiente para sostenerlas. «Se ejerce así presión sobre los músculos y los huesos y se pierde movilidad, lo que dificulta realiar movimientos rápidos y potentes. Es frecuente el dolor y el malestar en estos casos», revela.

Cuando una persona puede mantener la posición de la cabeza estable cuando camina o corre y controla mejor los movimientos que realiza sí que está usando su «unidad interna». Esto permite que, tanto la columna como la pelvis se fortalezcan y se estabilicen. Esa persona podrá realizar movimietnos ágiles y enérgicos.

Objetivos de su entrenamiento

Algunos de sus programas de entrenamiento van destinados a combatir los dolores en la zona lumbar y en la espalda, que suelen ser frecuentes en las personas que encorvan la espalda o que realizan movimientos que suponen una carga para las caderas.

También incide en la necesidad de fortalecer la espalda y evitar el encorvamiento para corregir la postura, pues cuando los músculos están débiles algo tan natural como mantener una postura correcta resulta complicado.

La sensación de fatiga constante puede ser un signo, según explica el entrenador, de que el sistema locomotor está afectado de alguna manera, por lo que, además del torso, aconseja entrenar los músculos de la mitad inferior del cuerpo.

----