Portada » Ni dormir más ni comer fruta: esto es lo que tienes que hacer para no tener ojeras
Bienestar

Ni dormir más ni comer fruta: esto es lo que tienes que hacer para no tener ojeras

Cómo disminuir las ojeras. - Adobe Stock

Melissa González

Abandonar algunos hábitos poco saludables y dormir en una postura adecuada favorecerían la desaparición de estas sombras oscuras bajo los ojos

Qué poco nos gustamos cuando vemos en el espejo una sombra oscura debajo de cada uno de nuestros ojos. Cuando nos vemos así es porque han nacido en nuestra cara las temidas ojeras, que en función del tono de la piel son más o menos visibles, presentándose parduzcas o azuladas.

Se trata de un cúmulo de sangre venosa poco oxigenada, de color azulado y por transparencia hace que la piel parezca más oscura. ¿Hemos dormido mal? ¿Es más cansancio mental que físico? Las causas son múltiples, aunque los expertos en oculoplastia apuntan a que, por lo general, la mayoría de los casos son un rasgo hereditario.

«También hay hábitos y condiciones que las acentúan y sobre los

que podemos actuar, como pueden ser la falta de sueño prolongada en el tiempo, el cansancio físico o mental o el abuso de pantallas», añade la Dra Pilar Ramírez, oftalmóloga especialista en Oculoplastia del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

Según cuenta la experta, el exceso de alcohol produce deshidratación y el tabaquismo hipoxia, y ambas condiciones favorecen la aparición de la ojera: «Hay que decir también que la falta de aporte de hierro en dieta influye negativamente en la oxigenación de la sangre (sangre más azulada) y el exceso de sodio contribuye a la retención de líquidos». Además, el envejecimiento conlleva cambios en la anatomía de la unión párpado–mejilla y asocia, igual que la exposición solar, degradación del colágeno de la piel del párpado.

Factores importantes

Y menos atención no merecen las horas de sueño ni la alimentación. Indica la doctora Pilar Ramírez que el descanso puede mejorar las ojeras que aparecen por la falta de sueño, exceso de alcohol o hábito tabáquico. Sin embargo, dormir en exceso tampoco es aconsejable… «Dormir mucho conlleva menos movimiento de los músculos orbiculares de los párpados y, por lo tanto, menos drenaje y más acumulación de líquidos, sobre todo si se duerme boca abajo, pues al oprimir la zona con la almohada se dificulta el drenaje de los líquidos del rostro. Podría ayudar dormir con la cabecera de la cama levantada o con dos almohadas», dice.

«Todos los malos hábitos acentúan las ojeras, por lo que mejorando la alimentación podemos evitar la retención de líquidos y favorecer el drenaje del exceso de fluidos. Hay que añadir a la dieta frutas y verduras para aportar vitaminas, minerales y agua y obtener un balance hídrico favorable», explica Pilar Ramírez.

Remedios contra las ojeras

Antes que nada, tal como aconseja Pilar Ramírez, hay que intentar abandonar los hábitos poco saludables, dormir más (de 7 a 9 horas) y en una postura más adecuada. Además, no habría que fumar, reducir el consumo de líquidos y sal antes del descanso nocturno…

Existen remedios caseros y tópicos como aplicar bolsas de té frías sobre los ojos para que los taninos del té reduzcan la hinchazón y aporten antioxidantes; masajear el contorno de ojos con aceite de almendras para mejorar la circulación o aplicar rodajas de pepino sobre los ojos para hidratar.

«También son útiles las máscaras de gel frío para producir vasoconstricción local, y las cremas intentan aumentar la formación de colágeno y elastina y pueden contribuir a engrosar la piel y disimular la ojera», aconseja la doctora. Y para aquellos que quieran ir un paso más allá y eliminarlas del todo, existen terapias de mayor o menor invasividad como inyecciones, rellenos dérmicos para reestructurar la zona periocular, exfoliación por láser o química o blefaroplastia, que consiste en la eliminación por cirugía de las bolsas de los párpados.

Etiquetas
mercedes banner - Ni dormir más ni comer fruta: esto es lo que tienes que hacer para no tener ojeras - bienestar
----