Portada » Siete tipos de infidelidad: algunas no lo parecen, pero lo son
Bienestar

Siete tipos de infidelidad: algunas no lo parecen, pero lo son

Está mal vista en la sociedad porque es la ruptura de un pacto de pareja, y si se rompe llega el sentimiento de traición

Ser infiel es una de las mayores traiciones. No lo dice solo la sociedad, lo dice también el «pacto» que se «firma» cuando comienza una relación. A pesar de que ser infiel no es algo novedoso y lleva existiendo toda la vida, se trata de una situación que no está bien vista por la sociedad; un tema tabú en conversaciones de pareja que no se dan porque se sobreentiende que no se va a dar esa situación.

«Una infidelidad está mal vista porque es la ruptura de un pacto que haces con tu pareja, y si ese pacto se rompe te sientes traicionado. Esa traición lo que hace es que acaba con la confianza que se había construido», expone la psicóloga experta en relaciones amorosas Lidia Alvarado. ¿Y qué ocurre cuando se rompe la confianza? Que es muy difícil volver a recuperarla porque es fácil perdonar, pero no olvidar.

Muchas veces, no solo se trata de una infidelidad sexual que se produce de manera aislada (la cuál sería más fácil de perdonar, según la psicóloga), sino que en repetidas ocasiones son casos en los que ya se puede decir que existe un amante… «Eso pasa a un grado superior de infidelidad porque puede tratarse de una relación paralela. No solo hay sexo, también conversaciones en las que ya hay un enganche emocional con esa persona».

El hecho de que no se hable de manera abierta de este tema es porque se trata de un «pacto implícito» cuando se comienza una relación y, tal como dice Lidia Alvarado ( @lidia_alvaradolopez), «si uno de los dos lo rompe, se trataría de una traición». No ocurre lo mismo cuando se aplica a relaciones abiertas, donde está permitido tener otros idilios con diferentes personas: «Ahí no hay infidelidad, solo se sigue la norma que la pareja tiene, que es la de poder estar con más gente».

Tipos de infidelidades

Con el confinamiento que vivimos a mediados de marzo, se han disparado los casos de infidelidad, y dado que existen varias formas de ser infiel, la psicóloga Lara González diferencia hasta siete tipos de infidelidades.

1. Las microinfidelidades. Este tipo de infidelidades son muy sutiles y muy frecuentes. Por ejemplo, sigues el juego de seducción a alguien (dando a entender que estás interesado), sin decir, que tienes pareja. O en imaginación fantaseas con otra persona que no es tu pareja.

2. La física. Quedas con una persona que te gusta o te atrae para «hablar» pero debajo de esa inocente quedada, hay un deseo de fundirte con esa persona. «Se suele empezar por aquí, para luego acabar entre las sábanas y consumir la infidelidad sexual. A base de quedadas reiterativas con esa otra persona, todo bajo el paraguas de ir creando una buena y bonita amistad, se camufla las verdaderas intenciones», dice la psicóloga Lara González.

3. La online o virtual. Este tipo de infidelidad gracias a la nuevas tecnologías es muy cómoda y recurrente. El « sexting». que es el intercambio de fotos o contenido erótico con una tercera persona. o hacer ciber-sexo podría ser otra forma de ser infiel.

«Es muy cómodo ya que puedes conectarte a la hora que quieras (incluso si tu pareja está en casa). De hecho, 9 de cada 10 infieles de Ashley Madison utilizan el móvil para engañar a su pareja. El 59% dice que gracias a la tecnología es más fácil encontrar a alguien», comenta la experta.

4. La sexual. Esta infidelidad es la más carnal. «Muchas veces tu pareja no te satisface en este terreno, y el 68% de las mujeres de Ashley Madison afirma que la mayoría de las veces no llega al orgasmo con su marido, con lo cual tendrás que buscártelo fuera», dice.

5. La emocional. Este tipo de infidelidad empieza por la necesidad de cubrir una parte más emocional y afectiva. Todos los seres humanos tenemos necesidades afectivas muy básicas como amar y ser amados. Si sientes que tu pareja ha dejado de cuidarte en el terreno afectivo, dice Lara González que terminarás siendo infiel.

6. Por venganza o despecho. Hay personas que descubren que le han sido infieles y motivados por toda esta ira y frustración deciden ser infieles también. «Si tú le hubieras sido infiel (antes) a tu pareja, en el caso de enterarte, no tendrías esa sensación de venganza o malestar», expone Lara González.

7. Por olvidar a tu ex. Cuando se está atravesando las fases del duelo, hay personas que no quieren sufrir y como mecanismo evitativo lo que hacen es tener una aventura con otra persona para llenar ese vacío. Técnicamente esto no se consideraría una infidelidad puesto que ya no están con esa persona, pero en la práctica sí, tal como dice la psicóloga González, ya que emocionalmente «sienten que están todavía involucradas con su ex y no han podido cortar los lazos emocionales aun».

Etiquetas
----