Portada » Todo lo que hace una mala alimentación a la piel: acné, envejecimiento prematuro y pérdida de brillo
Bienestar

Todo lo que hace una mala alimentación a la piel: acné, envejecimiento prematuro y pérdida de brillo

María Alcaraz

Es esencial comer frutas y verduras para mantener la piel sana, con brillo y evitar problemas estéticos y de salud.

La alimentación es uno de los pilares de la salud. Es a través de la comida la manera en la que «le damos» al cuerpo nutrientes, vitaminas y todo lo que necesita para funcionar correctamente. Dentro de esto entra el que no estemos cansados, en que nuestro estómago esté «a punto», y también, el estado de nuestra piel.

Aun así , la relación entre comida y la salud de la piel no está tan clara. Comenta el doctor Enrique Herrera , jefe de servicio de Dermatología del Hospital Vithas Málaga y Vithas Xanit, que a priori esta relación «no es tan sólida científicamente como pudiera parecer». Aun así, explica que hay algunos artículos científicos que confirman está relación. «Lo

que si parece estar claro es que una dieta mediterránea como la nuestra está cargada de nutrientes que suplen sobradamente las necesidades de nuestra piel», indica.

Porque todavía no se haya establecido una relación clara, no quiere decir que, por lo que se sabe, no haya alimentos que tengan un impacto negativo en la salud de nuestra piel. «Hay investigaciones que asocian una dieta alta en azúcares procesadas o refinadas, u otros carbohidratos y grasas no saludables con el envejecimiento prematuro de la piel», apunta el doctor. Al hablar específicamente del acné, dice que son los lácteos y los alimentos altos en azúcar los que se han demostrado que son perjudiciales.

Cómo afecta al pelo y uñas

Respecto al pelo y las uñas, una mala dieta puede influir directamente en su estado. Comenta el doctor Herrera que este tipo de alimentación pobre puede tener como consecuencia un pelo débil, quebradizo y uñas blandas que se rompen con facilidad. «Debemos aportar a nuestra dieta alimentos con Biotina, como el aguacate, pistachos, huevos, soja y levadura de cerveza. A su vez debemos seguir una dieta equilibrada que sea rica en legumbres, frutos secos, verduras y frutas», indica el profesional, que recuerda que debemos incluir asimismo alimentos ricos en vitaminas del grupo B, como las anchoas, las sardinas o la avena.

Si nos centramos en qué debemos comer para tener una piel brillante, tersa y sana, la doctora Sara Sánchez, dermatóloga del Hospital Vithas Castellón define la dieta equilibrada recomendable para mantener una piel con buen aspecto como la siguiente: rica en verduras, legumbres y hortalizas, con un consumo adecuado de hidratos de carbono (preferiblemente fabricados con harinas sin refinar, o lo que es lo mismo, integrales), proteínas (mejor si son procedentes de pescados que de carnes) y grasas (siendo más saludables las mono y las poliinsaturadas). «No debemos olvidar además una buena hidratación», añade.

Hábitos saludables (y no tanto)

Aunque es importante mantener una buena alimentación para el cuidado de la piel, es también esencial adquirir otros hábitos saludables. «El tabaco tiene un impacto muy negativo tanto en el desarrollo de enfermedades cutáneas como en el envejecimiento de la piel, por ello, debemos evitar su consumo o reducirlo al máximo. Del mismo modo una exposición solar excesiva podría repercutir también en un deterioro de la salud de nuestra piel», comenta la doctora Sánchez. Por otro lado, concluye explicando las actividades que ayudan a mejorar y mantener la salud de nuestra piel: «La realización de ejercicio físico moderado, un correcto descanso nocturno y el empleo de fotoprotección y cosméticos apropiados, pueden ayudarnos a que nuestra piel se mantenga sana y joven por más tiempo».

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class