Portada » ¿Hemos hallado vida en Venus?
Ciencia

¿Hemos hallado vida en Venus?

fosfina venus 2 - ¿Hemos hallado vida en Venus? - ciencia
ESO / M. Kornmesser / L. Calçada & NASA / JPL / Caltech

Un estudio recién publicado en ‘Nature Astronomy’ describe la detección de fosfina en las nubes de Venus: se trata de una molécula que, en la Tierra, es excretada por microbios que prosperan en entornos libres de oxígeno. Recogemos los comentarios de los expertos para entender este descubrimiento.

El hallazgo de vida fuera de la Tierra será probablemente uno de los hitos más importantes de la historia de la humanidad. Venus, nuestro planeta más cercano, posee una temperatura asfixiante y su superficie es un océano de roca fundida y atmósfera tóxica, por lo que no parece el lugar más indicado para encontrarla.

Eso sí; hay organismos que sobreviven en las condiciones de frío y calor más extremas. Son los apropiadamente denominados extremófilos, que pueden prosperar en ambientes hostiles. Por tanto, ¿podemos esperar encontrar vida en un lugar como Venus?

Un equipo internacional de astrónomos, dirigido por la profesora Jane Greaves de la Universidad de Cardiff, acaba de anunciar, a fecha de 14 de septiembre, el descubrimiento de una molécula, la fosfina, en las nubes de Venus. En la Tierra, este gas solo se produce a nivel industrial o por microbios que prosperan en entornos libres de oxígeno. Es decir, la fosfina se considera un biomarcador, un indicio de vida (aunque sea microbiana). 

¿Significa eso que hemos hallado vida en Venus? ¿Se ha logrado el hito más relevante de la historia de la ciencia? Las opiniones de los expertos indican, como casi siempre en cuanto a hallazgos científicos se refiere, que debemos ser cautos. 

Vamos paso a paso para explicar este descubrimiento.

fosfina venus 2 - ¿Hemos hallado vida en Venus? - ciencia
ESO / M. Kornmesser / L. Calçada & NASA / JPL / Caltech

¿Qué es la fosfina?

La fosfina es una molécula consistente en hidrógeno y fósforo, que se encuentra en la Tierra y es producida por microbios en entornos libres de oxígeno. Las bacterias terrestres absorben minerales de fosfato, agregan hidrógeno al proceso y, en última instancia, expulsan fosfina. Este proceso cuesta energía, así que no está claro por qué lo hacen. La fosfina podría ser solo un producto de desecho, pero otros científicos han sugerido otros propósitos para ella, como protegerse de las bacterias rivales.

¿Cómo se ha producido el descubrimiento?

El nuevo descubrimiento se publica en un artículo publicado en Nature Astronomy, y describe la detección del telescopio James Clerk Maxwell (JCMT) de Hawái en 2017 de esta molécula. Este hallazgo fue continuado por 45 telescopios más del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) en Chile.

Astrónomos han especulado durante décadas que las nubes altas en Venus podrían ofrecer un hogar para los microbios, que flotarían lejos de la superficie abrasadora, pero que aun así necesitarían tolerar una acidez demasiado alta como para que puedan sobrevivir.

El profesor Greaves, uno de los autores del estudio, admite que este fue un experimento hecho por pura curiosidad: “Cuando obtuvimos los primeros indicios de fosfina en el espectro de Venus, ¡fue un shock!” Tras seis meses de procesamiento de datos, se confirmó el descubrimiento.

El estudio concluyó que la fosfina está presente en las nubes de Venus, pero es escasa: en solo unas veinte moléculas de cada mil millones.

¿Es esto una confirmación de vida en Venus?

No; esta es una afirmación muy atrevida todavía. El equipo cree que su descubrimiento es significativo porque pueden descartar muchas formas alternativas de producir fosfina, pero reconocen que confirmar la presencia de vida necesita de mucho más trabajo.

Aunque las nubes altas de Venus tienen temperaturas de hasta unos agradables 30 grados centígrados, son increíblemente ácidas, alrededor del 90 % de ácido sulfúrico, lo que plantea problemas importantes para que los microbios sobrevivan.

En opinión de David Rothery, profesor de geociencias planetarias en The Open University: “El anuncio de hoy del descubrimiento de fosfina en Venus no es una demostración de que exista vida en sus nubes. Los autores no afirman esto, pero existe el peligro de que algunos medios de comunicación transmitan el descubrimiento de esta manera”.

Lo que sí demuestra el trabajo es que hay gas fosfina en la atmósfera de Venus en una concentración que, aunque baja (alrededor de 20 partes por mil millones), es demasiado alta para explicarla simplemente.

Rothery ha detallado para Science Media Centre una posiblidad de la existencia de vida en Venus: “La fosfina no debería sobrevivir mucho tiempo entre las nubes ácidas y bañadas por rayos ultravioleta. Sin embargo, podría ser producido por microbios suspendidos en el aire, en la ‘zona dulce’, a unos 50-60 km de altitud. Allí, la temperatura es lo suficientemente fría para la vida, a una velocidad suficiente para igualar su velocidad de descomposición inorgánica. En cambio, la superficie del planeta, a unos 460 ºC, es demasiado hostil para la vida, y la alta atmósfera es probablemente el único lugar donde podrían prosperar hipotéticos organismos, que pudieron aparecer en océanos ahora desaparecidos del planeta. Si las erupciones volcánicas explosivas continúan hoy, lo que comienza a parecer plausible, esto proporcionaría una forma fácil de suministrar nutrientes, porque ni siquiera se puede esperar que los microbios sobrevivan solo con aire ‘fresco’”.

¿Podría tener la fosfina un origen no orgánico?

Los astrónomos también realizaron cálculos para ver si la fosfina podría provenir de procesos naturales en Venus. Pero advierten que falta algo de información; de hecho, el único otro estudio del fósforo en Venus provino de un experimento de aterrizaje, llevado a cabo por la misión soviética Vega 2 en 1985.

El Dr. William Bains, científico del Instituto de Tecnología de Massachusetts, dirigió el trabajo sobre la evaluación de formas naturales inorgánicas de producir fosfina. Algunas ideas incluían la luz del Sol, los minerales lanzados hacia arriba desde la superficie, los volcanes o los relámpagos, pero ninguno de estos podría producir suficiente cantidad de ellos: las fuentes naturales producen como máximo una diezmilésima parte de la cantidad de fosfina que captaron los telescopios.

¿Cómo podrían ser las bacterias de Venus?

El descubrimiento plantea muchas preguntas. Principalmente, si es que existen microbios en Venus, ¿cómo podrían sobrevivir los organismos en un entorno tan ácido? En la Tierra, algunos microbios pueden hacer frente a aproximadamente un 5 % de ácido en su entorno, pero las nubes de Venus están compuestas casi en su totalidad de ácido, según los investigadores.

Además, para crear la cantidad de fosfina observada en Venus, los organismos terrestres solo necesitarían trabajar a aproximadamente el 10 % de su productividad máxima. Eso sí, es probable que cualquier microbio en Venus sea muy diferente a sus primos terrestres para sobrevivir en condiciones hiperácidas.

Por otro lado, la profesora Sara Seager y el Dr. Janusz Petkowski, ambos investigadores del MIT, están investigando cómo los microbios podrían protegerse y vivir dentro de gotas suspendidas en las nubes de Venus. 

¿Podría haber más vida en el sistema solar?

Si la fosfina de Venus es un indicador de vida, pueden existir otras pruebas potenciales de actividad orgánica en nuestro sistema solar, como el metano de Marte y el escape de géiseres de agua líquida de las lunas heladas Europa y Encelado. En Venus, se ha sugerido que las rayas oscuras donde se absorbe la luz ultravioleta podrían provenir de colonias de microbios. La nave espacial Akatsuki, lanzada por la agencia espacial japonesa JAXA, actualmente está mapeando estas rayas oscuras para comprender más sobre este ‘absorbente ultravioleta desconocido’.

¿Cuál es el siguiente paso?

El equipo ahora espera ansiosamente más tiempo del telescopio, por ejemplo, para establecer si la fosfina se encuentra en una parte relativamente templada de las nubes y para buscar otros gases asociados con la vida. Las nuevas misiones espaciales también podrían viajar a nuestro planeta vecino y tomar muestras de las nubes in situ para buscar más señales de vida.

LUGARES DEL UNIVERSO EN LOS QUE PODRÍA HABER VIDA

mercedes banner - ¿Hemos hallado vida en Venus? - ciencia
----