Portada » Un canguro de dos metros, el arte rupestre más antiguo de Australia
Ciencia

Un canguro de dos metros, el arte rupestre más antiguo de Australia

ImageOne-k2cH--620x349@abc

Judith de JorgeABC

Una ingeniosa técnica de datación por radiocarbono revela que la pintura tiene 17.300 años

 

Hace unos 17.300 años, alguien, llevado por un motivo sobre el que hoy en día solo se pueden hacer conjeturas, decidió pintar lo que parece ser un canguro en un refugio rocoso de Kimberley, en Australia occidental. Debió de parecerle importante lo que hacía, porque la imagen del animal mide dos metros. Lo que con toda seguridad no podía imaginar ese artista aborigen es que su obra iba a pasar a la posteridad como la pintura rupestre conocida más antigua de la gran isla.

Los ancestros de los aborígenes australianos a menudo representaban animales naturalistas, pero conocer la antigüedad real de sus representaciones supone un desafío, ya que el material orgánico en el pigmento de la pintura, crucial para

la datación por radiocarbono, es muy difícil de encontrar. Ahora, un equipo dirigido por la Universidad de Melbourne ha conseguido datar algunas de esas obras con una nueva y original técnica.

Nidos de avispas

Los investigadores descubrieron que 16 de estas pinturas rupestres hechas en refugios rocosos tenían restos de 27 antiguos nidos de avispas por encima y por debajo de las imágenes pintadas. Estos nidos sí se pueden fechar por radiocarbono, por lo que los autores establecieron que las pinturas se produjeron entre 17.000 y 13.000 años atrás. La mayoría de las imágenes eran representaciones de animales, incluida una serpiente, una figura parecida a un lagarto y tres macropodos (una familia de marsupiales que incluye canguros, ualabíes y quokkas), lo que confirma que este estilo artístico estuvo presente durante al menos 4.000 años en el final del Último Máximo Glacial.

La figura del canguro, pintada en el techo inclinado de una cueva natural en la finca del clan Unghango, en la región del pueblo aborigen Balanggarra, tenía tres nidos de avispas superpuestos y otros tres por debajo, lo que permitió determinar su antigüedad máxima en 17.500 años y la mínima en 17.100. «Lo más probable es que tenga 17.300 años», dice Damien Finch, autor principal del artículo publicado en ‘Nature Hume Behavour’.

«Este es un hallazgo significativo, ya que a través de estas estimaciones iniciales, podemos comprender algo del mundo en el que vivieron estos artistas antiguos. Nunca podremos saber qué estaba en la mente de quien pintó esta obra hace más de 600 generaciones, pero sabemos que el período naturalista se remonta a la Última Edad de Hielo, por lo que el ambiente era más fresco y seco que hoy», explica Finch.

Representación poco común de una figura humana del estilo de pintura más antiguo de Kimberley. El recuadro muestra cómo la figura tiene un nido de avispas sobre los dedos, en la parte superior izquierda, que ayudó a datarla en más de 9.000 años
Representación poco común de una figura humana del estilo de pintura más antiguo de Kimberley. El recuadro muestra cómo la figura tiene un nido de avispas sobre los dedos, en la parte superior izquierda, que ayudó a datarla en más de 9.000 años – Pauline Heaney y Damien Finch

Cultura aborigen

Para Sven Ouzman, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Australia Occidental y uno de los investigadores principales del proyecto, la pintura rupestre arrojará luz sobre la historia cultural indígena. «Esta icónica imagen de canguro es visualmente similar a las pinturas rupestres de islas en el sudeste asiático que datan de hace más de 40.000 años, lo que sugiere un vínculo cultural y alude a un arte rupestre aún más antiguo en Australia», señala.

«Es importante que el conocimiento y las historias indígenas no se pierdan y sigan compartiéndose durante las generaciones venideras», indica Cissy Gore-Birch, presidenta de Balanggarra Aboriginal Corporation, la organización que administra las tierras en nombre del pueblo Balanggarra. «La datación de esta pintura más antigua conocida en un refugio de rocas australiano tiene una gran importancia para los aborígenes y australianos y es una parte importante de la historia de Australia», añade.

El siguiente paso para los investigadores es fechar más nidos de avispas en contacto con diferentes estilos de arte rupestre de Kimberley para establecer, con mayor precisión, cuándo se desarrolló cada período artístico.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class