Portada » Consejos para dormir con una tendinitis en el hombro
Cuidado personal

Consejos para dormir con una tendinitis en el hombro

Daniela Echeverri Castro

Dormir con una tendinitis en el hombro puede resultar bastante incómodo. Por eso, conviene saber qué postura adoptar y cómo disminuir el dolor. En esta oportunidad te compartimos algunas recomendaciones.

Ir a dormir cuando se padece una tendinitis en el hombro puede resultar muy incómodo. Esta condición cursa con dolor, inflamación y una sensación de debilitamiento que reduce la capacidad para hacer las tareas cotidianas. Justo al ir a la cama, los síntomas aumentan o interrumpen el descanso.

¿Qué hacer al respecto? ¿Cómo evitar que las molestias afecten la calidad de sueño? Hay algunas medidas simples que se pueden poner en práctica para mitigar esta dolencia. En el siguiente espacio haremos un breve repaso sobre sus causas y cómo mejorar los síntomas al querer dormir.

¿Qué es la tendinitis en el hombro? ¿Cuáles son sus causas?

La tendinitis en el hombro es la inflamación de los tendones de esta articulación. Con frecuencia, tiene su origen en movimientos repetitivos o un sobre esfuerzo realizado con la musculatura de esta zona. Además, es frecuente en personas que practican deportes como el tenis, el béisbol y la natación, entre otros.

Por otro lado, puede afectar a aquellos que realizan trabajos en los que se aplica más potencia con esta articulación, como es el caso de los carpinteros o los pintores. En general, hay dos tipos de tendinitis del hombro:

  • Del manguito de los rotadores, que abarca los músculos supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular.
  • Del bíceps braquial.

Su principal síntoma es una sensación de dolor que aumenta con el movimiento del miembro superior o al palpar la articulación. También hay debilitamiento del brazo, dificultades para levantar objetos y molestias en el periodo nocturno.

El tenis y otros deportes son propensos a desarrollar esta tendinitis, a causa del tipo de movimientos que se realizan.

¿Cómo dormir bien en caso de tener tendinitis del hombro?

Para evitar problemas al dormir a causa de la tendinitis del hombro es necesario iniciar un tratamiento médico. Si bien hay consejos generales que contribuyen a obtener una sensación de alivio, es conveniente determinar la severidad de la lesión y si es necesario usar medicamentos.

A menudo, el médico sugiere la toma de antiinflamatorios de venta libre (OTC, por la denominación en inglés over the counter), como pueden ser el paracetamol o ibuprofeno. También se aconseja trabajar de la mano de un fisioterapeuta para poner en práctica ejercicios y terapias que permitan mejorar la fuerza de los músculos de esta zona.

Si esto no es suficiente para controlar los síntomas, es posible que se sugiera una inyección de corticosteroides o una cirugía. En cualquier caso, mientras mejora la lesión, se pueden aplicar algunos consejos específicos para la hora de dormir. ¡Tenlos en cuenta!

Aplicar hielo antes de dormir

Antes de ir a la cama, es conveniente aplicar una bolsa con hielo o compresas frías sobre el hombro afectado por la tendinitis. Como lo explica el médico Edward R. Laskowski en una publicación de la Clínica Mayo, el frío mitiga el dolor y hace que los vasos sanguíneos se contraigan. De este modo, disminuye la inflamación.

La terapia con frío debe durar entre 15 y 20 minutos. Es primordial envolver el hielo en una bolsa o toalla, ya que aplicado de forma directa puede ser agresivo para la piel.

Buscar una posición alternativa para dormir

La postura al dormir puede incidir para bien o para mal en caso de tendinitis del hombro. Sin embargo, no hay un enfoque estándar sobre cómo acostarse para mitigar la dolencia. En estos casos, se recomienda probar varias posiciones y elegir la más cómoda.

  • Posición reclinada: para dormir en una posición reclinada hay varias opciones. En primer lugar, se pueden colocar varias almohadas detrás de la espalda al acostarse en la cama. También se puede usar una silla cómoda reclinable o una cama ajustable. Para mayor comodidad, la almohada se puede poner debajo del brazo lesionado.
  • Boca arriba: acostarse boca arriba con el brazo lesionado sobre una almohada es otra opción. Este apoyo disminuye la presión sobre el hombro, lo que calma el dolor.
  • Sobre el lado ileso: otra posición que favorece el descanso es recostarse sobre el lado no afectado. Es decir, si el hombro izquierdo es el lesionado, conviene dormir del lado derecho. Ahora bien, es algo difícil para quienes no logran mantener una misma postura a lo largo de la noche.

La higiene del sueño y las posturas en la cama son elementos a considerar para paliar el dolor de la tendinitis del hombro.

Practicar buenos hábitos del sueño

Para favorecer el proceso de recuperación en caso de tendinitis del hombro es necesario dormir bien. Una mala calidad de sueño aumenta el estrés y dificulta la rehabilitación. Por lo tanto, además de poner en práctica lo anterior, es fundamental aplicar otros hábitos saludables del sueño. En particular, se aconseja lo siguiente:

  • Mantener horarios regulares, es decir, ir a la cama y despertar a la misma hora.
  • Evitar el uso de dispositivos móviles y televisores antes de dormir.
  • Limitar el consumo de estimulantes como la cafeína, la nicotina y el alcohol, sobre todo después de las 4 de la tarde.
  • Consumir una cena saludable al menos 2 horas antes de ir a la cama.

¿No consigues dormir bien debido a la tendinitis del hombro?

Los síntomas de la tendinitis del hombro no solo son incapacitantes a lo largo de la jornada, sino que pueden reducir la calidad de descanso. Por ello, resulta conveniente poner en práctica estas recomendaciones. Si aún así el dolor no mejora, es mejor acudir al médico.

Como hemos comentado, en algunos casos la lesión requiere un abordaje farmacológico o quirúrgico. Así pues, si los síntomas son severos y no mejoran con las medidas de autocuidado, hay que buscar atención oportuna y profesional.

Etiquetas
----