Portada » Apagón mundial
Deporte

Apagón mundial

A excepción de la tibia UEFA, el deporte mundial reaccionó este jueves en consecuencia con la pandemia del coronavirus. LaLiga y la Federación Española de Fútbol (FEF) convinieron en suspender al menos las dos próximas jornadas de Primera y Segunda. Decisión que se precipitó al conocerse que el Real Madrid había aislado a sus plantillas de fútbol y baloncesto, así como al personal de Valdebebas, tras conocerse el positivo de Trey Thompkins, un jugador del equipo de Pablo Laso. También en cuarentena está la Juventus, tras el contagio de su jugador Daniele Rugani, circunstancia que pilló a Cristiano Ronaldo en Madeira, donde visitaba a su madre, enferma.

El Real Madrid —en Manchester, contra el City— y la Juve —en Turín, contra el Lyon— juegan sus partidos de vuelta de los octavos de la Copa de Europa el próximo martes. Fuentes del Real Madrid fueron taxativas: “No viajaremos a Mánchester”. El City, a través de sus canales oficiales, dio por suspendido el partido. De hecho, medios ingleses no descartaban este jueves que se interrumpa la Premier desde este fin de semana, con lo que seguiría los pasos de lo ocurrido en Italia y España.

Con el fútbol europeo en vilo, la UEFA primero demoró por la mañana su respuesta hasta el próximo martes. Sin embargo, ante la contundencia de City y Real Madrid no le quedó otro remedio que ratificar la suspensión. Lo mismo hizo con el Juventus-Lyon. Eso sí, nada dijo de los otros dos duelos de octavos: Bayern-Chelsea y Barça-Nápoles. En este último caso, la complejidad es mayor, ya que están prohibidos los vuelos de Italia a España.

La UEFA, que este jueves mantuvo la disputa de varios partidos de la Liga Europa, intenta salvaguardar no solo sus competiciones, sino la Eurocopa prevista del 12 de junio al 12 de julio en 12 países. En caso de que remitiese la epidemia, las ligas europeas canceladas tendrían difícil retomar el paso si la UEFA no despeja la Eurocopa y se habilitan fechas para los torneos domésticos. Ya en 2001, el 11-S, la UEFA hizo que se disputara la jornada de Champions.

Sí reaccionó ayer la FIFA, que aplazó el inicio de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar, y la Conmebol, que suspendió temporalmente la Copa Libertadores.

Pérdidas millonarias

En España, la Liga no había sido suspendida desde la Guerra Civil, salvo por las huelgas de 1979, 1981, 1984 y 2011. Ayer, la patronal estimó en 678,4 millones el impacto negativo —por ingresos de televisión, abonos y taquillas— que supondría el fin de Primera y Segunda a estas alturas del curso. La FEF también anunció el descarte del amistoso Holanda-España previsto para el 29 marzo en Ámsterdam. Queda pendiente de resolver el España-Alemania fijado en el Metropolitano de Madrid para el 26 de este mes.

Por supuesto, no solo el fútbol ha notado la sacudida del coronavirus. En España, todas las federaciones han cortado sus eventos deportivos. E incluso se ha cerrado el Centro de Alto Rendimiento de Madrid, donde se prepara para Tokio 2020 parte de la élite española. El COI también posterga la decisión final sobre los Juegos.

Allí, en Tokio, debería estar el nuevo dream-team de la NBA, liga que anunció su clausura temporal tras conocerse que el francés Rudy Gobert, de Utah Jazz, había dado positivo. Horas después también se conoció que estaba afectada la gran estrella del equipo, Donovan Mitchell. Al igual que la NBA, la NHL y la Euroliga echaron el cierre. Lo mismo que la ATP: no habrá un torneo de tenis al menos en seis semanas (incluido el Godó).

Otra situación confusa llegó en la Fórmula 1. McLaren anunció que abandonaba el Gran Premio de Australia que abría el circo este fin de semana. La causa: la epidemia alcanzó a un miembro del equipo de Carlos Sainz. La FIA tardó en dar por abortado el inicio de la temporada entre fuertes enfrentamientos internos.

A última hora, la Premier aseguró que mantiene la jornada de este fin de semana como estaba prevista, con público. Será si acaso a excepción del Arsenal, cuyo entrenador, el español Mikel Arteta, también dio positivo. Y como broche, el Wuhan club de fútbol, que llevaba de pretemporada en Sotrogrande (Cádiz) desde el 29 de enero, regresará a casa, por más que fuera el epicentro de la pandemia. Allí se siente ahora más seguro.

Etiquetas
----