Portada » Borja Mayoral: la Roma rebaja el optmismo y el Madrid espera a saber qué hace Jovic
Deporte

Borja Mayoral: la Roma rebaja el optmismo y el Madrid espera a saber qué hace Jovic

Borja Mayoral recibe instrucciones de Zidane antes de entrar en el Villamarín. Chema Rey

Miguel Ángel Lara

La entidad ‘gialorossa’ daba por hecha una cesión con opción de recompra

Borja Mayoral disputaba sus primeros minutos de la temporada con el Real Madrid el pasado sábado ante el Betis y podrían ser los últimos del todavía delantero blanco. La Roma, uno de los equipos interesados en el jugador, pasó ayer de un optimismo absoluto a uno moderado.

El conjunto italiano ha ofrecido tres millones de euros por la cesión por un año y en la operación se incluiría también una opción de compra de 9 millones al final de la temporada. Eso sí, todo ello previa renovación del jugador por el Real Madrid, ya que acaba contrato el próximo verano. El club blanco quiere asegurarse al jugador y también la operación que cerraría con la Roma en los próximos días.

Uno de los temas que está sobre la mesa es la forma en la que se puede cerrar el acuerdo económico. La fórmula de tres millones de euros por la cesión más nueve en el caso de que la entidad giallorossa quiera quedarse con el ariete campeón de Europa sub 19 y sub 21 es la primera que se ha manejado. Pero también se trabaja sobre otra vía para llegar a esos 12 millones de euros: uno por el préstamo de un año y 11 por la compra definitiva pasada la cesión.

Mayoral era uno de lo candidatos a salir desde el principio, pero su salida se ha retrasado hasta el punto de disputar unos minutos el pasado sábado ante el Betis. De hecho, a pesar de estar en la rampa de salida su continuidad no estaba descartada al ciento por ciento, pendiente de las situaciones de Mariano y Jovic, los otros delanteros de Zidane.

Mientras tanto, durante todo este tiempo Mayoral ha ido acumulando ofertas para salir a la espera de que alguna de ellas llegase a buen puerto. Ahora parecía que es la Roma quien tomaba ventaja y se posicionaba bien para ser el destino final de Mayoral, que los dos últimos años estuvo cedido en el Levante. Con la salida de Borja, y salvo sorpresa en lo que resta de mercado, el Real Madrid daría prácticamente por cerrada la operación salida y se quedaría con una plantilla de 24 jugadores.

Pero el club blanco maneja otras vías al margen de la negociación con la Roma. Mucho de lo que ocurra con Mayoral tiene que ver con lo que suceda con Luka Jovic. Si el serbio sale cedido la situación con Borja daría un giro radical toda vez que el Madrid no va a acudir al mercado.

Eso hizo que a lo largo del día de ayer la situación variara de un gran optimismo en Roma a uno moderado. La operación la lleva Davide Lippi, el hijo del Marcello Lippi, y en en Trigoria se veía tan avanzada que hasta se contaba con que Mayoral pudiera viajar hoy a la capital italiana para cerrar la operación.

Lo que quiere la Roma

La delantera se ha convertido en una obsesión para la Roma. El único ariete puro es Dzeko después de la temporada pasada haber tenido a Kalinic cedido. El delantero bosnio estaba prácticamente venido a la Juventus porque en Trigoria se trabajaba para fichar a Arkadiusz Milik, el delantero del Nápoles.

Con un esquema de 4-3-2-1, la Roma busca una alternativa sólida para el puesto de delantero centro al lado de Dzeko. Con Mayoral, al que el hijo de Lippi también puso en la órbita de la Lazio, serían cinco españoles en la Roma. Ya tiene a Pau López, Gonzalo Villar, Pedro y Carles Pérez.

----