Portada » “Diakhaby está para jugar en el Toledo, pero la herida es mucho más profunda…”
Deporte

“Diakhaby está para jugar en el Toledo, pero la herida es mucho más profunda…”

  • Diego Picó
  • Valencia

“Fichar un central sería generar un problema”. La frase es de Anil Murthy el pasado 13 de febrero en su reencuentro con las peñas tras mandar callar a Mestalla. Sin duda al presidente del Valencia le corre el fútbol por las venas. Tiene un sexto sentido. Una capacidad innata para sentir lo que necesita un equipo. Un adelantado. Una mezcla entre Monchi y Jorge Mendes implacable.

Echarle la culpa a Diakhaby de los problemas defensivos del Valencia es pueril. Obviamente el chico está para jugar en el Toledo, pero la herida es mucho más profunda. Si la planificación es mala el golpe llega seguro. Más tarde o más temprano. El Valencia empezó la temporada con ocho jugadores defensivos. Pero dos de ellos eran inalineables, Mangala no puede jugar, pero Lim le dio dos millones largos por campaña y ahí está, estudiando para entrenador y entrenándose con el equipo en sus ratos libres. Luego está al caso de Correia , un chico cuyos conceptos defensivos son nulos y a los que tras dos ridículos hubo que quitarlo de circulación como medida de decoro.

Vamos que Celades, que ayer ejerció su papel de ‘funcionario’ y decidió arrear a Diakhaby, en lugar de a la planificación que le obliga a ponerlo se quedó con seis jugadores para defender y una temporada con Champions por delante. Parecía que el estropicio estaba hecho, pero se podía hacer peor… y claro, se hizo.

Llegó la lesión grave de Garay, con todo por jugarse y la sanción de Paulista para la Champions. Y el equipo de Murthy se dispuso a solucionar raudo el problema. Y en ese contexto, con sólo dos cenrales en el equipo llegó la frase del presidente. “No vamos a fichar un central que nos genere un problema”. Sólo en su mente privilegiada se podia atisbar cual era el problema.

Evidentemente no se fichó y tras la pandemia el grave lastre del Valencia de Celades sigue ahí. Con cinco centrales en nómina del primer equipo, ante el Levante el mejor fue Hugo Guilamón. Un canterano internacional y con nivel pero al que el club está racaneándole la renovación desde hace meses y que sólo le han ampliado un mes el contrato para que pueda acabar jugando la Liga ya que el 30 de junio quedaba libre. Es complicado llevar peor el club, pero mientras el problema sea que Diakhaby no da el nivel… todos a aplaudir la enorme gestión.

Etiquetas
----