Portada » El Madrid gana a la cuarta con la pareja Benzema-Jovic de inicio
Deporte

El Madrid gana a la cuarta con la pareja Benzema-Jovic de inicio

Jovic y Zidane se saludan tras el cambio del serbio, Chema Rey

Miguel Ángel Lara

Aunque el 2-3 llegó ya con el serbio sustituido

Claro que pueden jugar juntos”. Lo dijo Zidane en la rueda de prensa previa a la visita al Villamarín cuando se le preguntó si en sus planes aparecía la opción de que Benzema y Jovic pudieran jugar juntos. Dicho y hecho, porque el ariete serbio fue la gran novedad en el once del Madrid ante el Betis.

Después de una semana en la que el foco ha estado centrado en si el Madrid tenía un problema de gol o no tras el 0-0 en Anoeta, Zidane rompió con los esquemas al formar en la punta de ataque con el francés y Jovic. Desde que marcara en Pamplona el pasado 9 de febrero, el ex jugador del Eintracht solo había aparecido media hora en LaLiga: uno en San Mamés y 29 en la última jornada, ante el Leganés y en el partido en el que dejó una de las jugadas más polémicas del final del campeonato con un mano que no fue castigada como penalti.

La titularidad de Jovic llegó en un momento en el que su nombre se vincula a una posible salida en forma de cesión. Zidane aseguró que era algo que no cree que suceda, pero tampoco cerró esa puerta de manera rotunda.

Examinado en cada aparición después de un año inicial del que nada se supo del goleador que llegó desde la Bundesliga a cambio de 60 millones de euros, Jovic jugó su décimo partido como titular de los 29 en los que ha sido alineado. Su balance de goles arrancaba en dos con el Madrid la campaña pasada: Leganés y Osasuna. Y así sigue.

Tres ensayos fallidos anteriores

La fórmula Jovic-Benzema de inicio la quiso probar Zidane en el segundo partido de la pretemporada pasada, el 2-2 ante el Arsenal en el que se lesionó Asensio. Pero la prueba duró nada porque la roja a Nacho nada más empezar hizo que el entrenador del Madrid sentará al serbio para reorganizar a su equipo. Después la probó en Villarreal (2-2, los dos últimos goles de Bale con el Madrid) y Mallorca (la derrota que puso a ZZ contra las cuerdas).

A partir de ahí todo lo que había coincidido había sido con el serbio entrando desde el banquillo. La última vez, siete minutos a la desesperada en el Etihad en la eliminación de la Champions.

El partido de Jovic, por mucho que fuera el que apareciera en la jugada en la que el Betis se quedó con 10, volvió a ser decepcionante. Apenas participó, se le volvió a ver perdido y su primera parte fue muy mala. Mejoró algo en la segunda, pero nada para justificar que es el delantero al que el Madrid se puede agarrar si falta Benzema.

El tramo final del encuentro fue para Mayoral, al que se le vio más en poco más de un cuarto de hora que en los más de 70 que tuvo Jovic para acabar mitigar un debate que sigue latente.

Etiquetas
----