Portada » Ellas dan el golpe: la incorporación de la mujer a los banquillos de las Grandes Ligas
Deporte

Ellas dan el golpe: la incorporación de la mujer a los banquillos de las Grandes Ligas

ALeague of their own’ es uno más de los títulos de películas traducidos al castellano de aquella manera. La comedia en cuestión, curiosa desde el momento en que compartían reparto Tom Hanks y Madonna, por ejemplo, llegó a los cines de España en 1992 como ‘Ellas dan el golpe’. Más allá del interesante debate que pudiera establecerse sobre su calidad, el relato en cuestión estaba basado en la Liga de béisbol profesional All-American Girls, que efectivamente se jugó de 1943 a 1954. Concretamente en uno de sus equipos, con las jugadoras en cuestión dirigidas por un entrenador tan cínico como alcohólico. En lo que al argumento respecta, hasta aquí podemos llegar.

Porque además la obra de Penny Marshall apenas nos sirve como referencia para una situación que bastantes décadas después empieza a producirse al contrario para demostrar por un lado que el recorrido es lento, sí, pero por otro que no deja de hacerse: son las mujeres ahora las que se asoman por fin a los cuerpos técnicos de los grandes equipos masculinos. El pasado lunes, en ese sentido, se hacía oficial una noticia que en todo caso había trascendido en los últimos días de 2020: Bianca Smith se ha convertido en entrenadora de Boston Red Sox, cierto es que que comenzará su labor en las instalaciones de desarrollo de jugadores que tiene el club en Fort Myers (Florida).

Bianca Smith para Primera Plana

“La oportunidad es asombrosa y todavía estoy dando vueltas a la cabeza. Probablemente no lo asimilaré hasta que llegue allí”, asegura Smith, afroamericana de 29 años. La alusión a la raza resulta pertinente, porque también es pionera en ese sentido y porque atendemos a un deporte que en otros tiempos de segregación llegó a tener Ligas Negras. “Creo que es una gran oportunidad para inspirar a otras mujeres que están interesadas en este juego, aunque esto no es algo en lo que pensara cuando era más joven”, añade respecto al género. “Estoy emocionada por tener la oportunidad de demostrar lo que puedo hacer”, completa la que hasta ahora era entrenadora asistente y coordinadora de bateo en la Universidad de Carroll, Wisconsin, penúltima estación de un currículo notable.

Fue hace dos años cuando la MLB (Major League Baseball), a través de su departamento de Diversidad e Inclusión, lanzó el programa ‘Take the Field’ para promover la llegada de las mujeres a los roles de campo. Cuando en diciembre de 2019 se produjo un segundo encuentro (en ellos se producen entrevistas simuladas, debates sobre la cultura del deporte o talleres para desarrollar habilidades profesionales), el progreso era más que evidente: más de 50 participantes apuntaban a trayectorias profesionales en entrenamiento, ‘scouting’ o desarrollo de jugadores… y dos de ellas ya habían sido contratadas como entrenadoras de ligas menores: Rachel Folden y Rachel Balkovec habían firmado apenas un mes antes con los Chicago Cubs y los New York Yankees, respectivamente.

Folden lanzó un mensaje tras su primer campamento de primavera, antes de que la pandemia suspendiera las actividades del equipo: a ninguno de los jugadores le importaba especialmente que uno de sus entrenadores fuera mujer… pero a muchas mujeres con las que conversaba sí les importaba especialmente que una de ellas fuera entrenadora. “En realidad son bastantes las personas que me lo han dicho: ahora sus hijas están pegadas al televisor viendo béisbol o al menos saben que existe cierto camino por el que pueden llegar a él”, resumía. Christina Whitlock, mientras, se sumaba a la todavía mínima lista firmando contrato con los St. Louis Cardinals.

Otra que ha tenido relación con ‘Take the Field’ es Alyssa Nakken, pero el suyo es un caso especial: hace un año ahora, y tras ser nombrada asistente de Gabe Kapler, nuevo mánager de San Francisco Giants, se convirtió en la primera mujer a tiempo completo en un cuerpo de entrenadores… de las Grandes Ligas. “Estoy aquí para generar un impacto. La gente puede pensar lo que quiera, pero todo se remonta a ese sentido de la responsabilidad. Voy a entrar a forjar camino, abrirme paso y trabajar extremadamente duro”, dijo. Su camiseta con el número 92, la que utilizó en el primer partido de campo, forma ya parte del Salón de la Fama de la MLB.

Más allá de los banquillos, los Miami Marlins hicieron historia el pasado mes de noviembre, al anunciar como nueva mánager general a Kim Ng, primera mujer que ocupa ese cargo en las Grandes Ligas… y en cualquier equipo masculino profesional de los deportes mayoritarios en Estados Unidos. Ng, a los 52 años, maneja una amplia experiencia como ejecutiva, con más de 30 años en la competición y habiendo pasado también por los White Sox (90-96), los Yankees (98-2001) o los Dodgers (01-11). “Fui afortunada, porque hubo mujeres fuertes e independientes en mi vida mientras yo crecía. Lo mínimo que podía hacer es devolver ese favor”, dijo ella tras una decisión que fue celebrada a través de las redes incluso por Michelle Obama. “El nombramiento de Kim establece un ejemplo significativo para millones de mujeres y niñas que aman el béisbol y el softbol”, añadió Rob Manfred, comisionado de la MLB.

El béisbol, resumiendo, es uno más de los deportes que tenía y sigue teniendo una deuda con las mujeres. Y en eso anda: en pagarla. Kelly Rodman, fallecida recientemente a causa de un cáncer, irrumpió en la alta competición como cazatalentos antes incluso de que existiera ‘Take the Field’. Por eso recordaba encontrarse por azar en una reunión con el mánager de los Yankees, Brian Cashman, y pedirle consejo respecto a un posible ingreso. “Pon ese pie en la puerta, y simplemente déjalo ahí”, respondió él. Eso hizo ella. Eso hicieron Bianca, Rachel (una y otra), Christina, Alyssa o Kim. Eso están haciendo muchas otras. Poner el pie.

EFFA MANLEY SE GANÓ UNA PLAZA EN EL SALÓN DE LA FAMA

En el Salón de la Fama del béisbol, con sede en Cooperstown, Nueva York, tienen sitio las mayores glorias en la historia del bate y la pelota. Hasta 2006, sin embargo, no hubo mujer alguna en el mismo: Effa Manley fue la primera y de momento la única, en reconocimiento a su labor con los Newark Eagles hace casi un siglo. La pionera, activista por los derechos civiles, fue propietaria y mánager de un equipo que jugaba en las Ligas Negras.

HAMMON EN LA NBA: ENTRENADORAS AL PODER

Tiene algo de simbólico que coincidiera con el final de 2020, el caso es que Becly Hammon derribó hace escasos días otra barrera para la mujer, convirtiéndose en la primera que dirige un equipo de la NBA. Lo hizo concretamente con San Antonio Spurs, tras la expulsión de Greg Popovich, para el que lleva años trabajando como asistente, durante el partido frente a los Lakers. Atendiendo a otros deportes, ahí están los casos del ciclismo y de Iosune Murillo, bajo cuya dirección Richard Carapaz ganó el Giro de Italia; del tenis y de Amelie Mauresmo, que durante un tiempo llevó la carrera de Andy Murray; de la natación y de Tracey Menzies, que se encargó de un ‘tal’ Ian Thorpe… incluso de la F1, donde Lewis Hamilton se pone en manos de Angela Cullen.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class