Portada » Emery: “El Madrid no será más vulnerable contra el Villarreal”
Deporte

Emery: “El Madrid no será más vulnerable contra el Villarreal”

Fernando Álvarez

AUnai Emery (Hondarribia, Guipúzcoa, 1971) le brillan los ojos cuando habla de su nueva andadura en EspañaTras pasar por PSG y Arsenal, el Villarreal le ofrece una apuesta ambiciosa en tiempos de crisis. En un mercado en el que la mayoría de los clubes han reducido gastos, el submarino ha invertido en refuerzos, sin abandonar su plan de promoción de la cantera. En el primer cuarto de temporada es segundo en LaLiga y primero en su grupo de Europa League, y regresa a la competición tras el parón de selecciones para medirse al Real Madrid.

Pregunta.¿Esperaba un comienzo con un resultado tan inmediato?

Respuesta. Debemos ser prudentes. Es el momento de apelar a los principios que siempre abandera el presidente del Villarreal, basados en la cultura del esfuerzo. Hay que ser muy exigentes y con mucha ambición interna, pero con un toque de humildad y con sentido de la prudencia.

P. Después de PSG y Arsenal, ¿qué le da el Villarreal?

R. Vengo a un club que en 23 años de gestión con el presidente Fernando Roig ha jugado una semifinal de Champions y tres semifinales de Europa League. No ha ganado títulos, pero ha estado cerca. Yo vengo de una trayectoria desde Sevilla con títulos; PSG, con títulos y Arsenal, jugando finales. Y me encuentro un equipo que accede a Europa League. Yo buscaba un perfil de club en el que me sintiera a gusto y el Villarreal me lo daba.

P. En contra de la tónica general, el Villarreal se ha reforzado mucho en verano.

R. Coincidimos en que se quería ajustar el equipo dentro de las dificultades que te daba el mercado por el covid. Porque también se marcharon tres jugadores muy importantes como Bruno, Anguissa y Cazorla. El club ha dado un paso de querer hacer las cosas mejor , con humildad y con ambición.

P. ¿La derrota Camp Nou fue un punto de inflexión en su idea de juego?

R. El día del Barcelona fue cuando más pudimos abrir los ojos y saber que en esa dirección no podíamos ir y que había cosas que cambiar. Pero no hay que olvidar que tuvimos una pretemporada atípica, por los plazos y por el covid que pasamos con Trigueros y Mario, dos jugadores importantes, y eso retrasó un poco conocer bien al equipo. Pero más allá de ese 4-0 teníamos más información de los otros partidos que habíamos jugado.

P. ¿El 1-4-3-3 de ahora es inamovible o lo alternará con otros dibujos?

R. Estamos aún en ese proceso de asentar el equipo. Hemos encontrado un equilibrio porque tenemos jugadores de buen pie que juegan por dentro, muy inteligentes, y delanteros con capacidad de hacer gol. Pero seguimos buscando que el equipo sea protagonista con el balón, un poco más agresivos en ataque y recuperar un poquito más arriba el balón.

P. Ahora se enfrenta al Madrid que da la sensación de que solo lo sostienen sus individualidades.

R. En todos los equipos los inicios han sido complicados por las pretemporadas atípicas y por el covid, que también lo ha padecido. Hay otro factor, que afecta sobre todo a los equipos que jugamos en Europa, que es la gestión de los esfuerzos en las rotaciones y en los partidos. Y en el Real Madrid se ha añadido problemas de lesiones. Por eso hubo partidos en los que tenía que hacer esa gestión del esfuerzo y no llegó el rendimiento.

P. ¿Por eso el Real Madrid es más vulnerable ahora?

R. Contra nosotros no va a ser más vulnerable. Porque para ponerse por delante en la clasificación necesita ganar, y a los cuatro días le llega el Inter que también es un partido muy importante. Creo que contra nosotros y contra el Inter va a ser el mejor Real Madrid posible. No imagino que haya rotaciones por gestión de esfuerzos, habrá las forzosas por lesión o por covid, pero va ser el mejor Real Madrid. Y cuando juega al cien por cien de su once inicial, los noventa minutos, es muy difícil de batir.

P. Cuando vienen mal dadas nunca se libra el entrenador, aunque se llame Zidane.

R. Yo creo que hay entrenadores para equipos. Y Zidane es claramente entrenador para el Real Madrid. Todos confían en él, le tienen respeto. Más allá de que estén mejor o peor, de que se le pueda cuestionar alguna decisión, no podemos olvidar el valor añadido que representa Zidane para el Real Madrid. Además, los entrenadores aumentamos nuestra credibilidad según vamos dando pasos. Se decía que a Zidane le faltaba una Liga y el año pasado la ganó, después de haber logrado tres Champions.

P. ¿Recela de lo que pueda pasar en La Cerámica después de los tres penaltis en contra del Madrid en Mestalla?

R. Yo creo en el VAR, soy un firme creyente. Cada vez que tenemos una jugada conflictiva soy muy práctico y digo ‘lo que el VAR decida, ya sea a favor o en contra’. El VAR, como todo, necesita unos años para ir afinando qué parte es necesaria y qué parte se puede obviar o mejorar para que el fútbol sea -no sé si más justo- pero sí más limpio. Creo que vamos en esa dirección. No tengo ningún reparo con el partido del sábado ni ninguna duda con el árbitro o con el VAR.

P. ¿Acapara demasiada atención mediática Take Kubo, tanto de su país como por pertenecer al Real Madrid?

R. Kubo tiene un proceso. Por un lado, el camino del Villarreal y por otro, el camino de Kubo. Y todos queremos que el Villarreal se beneficie del desarrollo de Kubo y que Kubo paralelamente se beneficie del Villarreal. Con nosotros ha debutado en Europa y siempre manifiesta compromiso e implicación con el equipo. En el día a día yo estoy muy contento con él y con su trabajo.

P. ¿Tiene el Villarreal la mezcla perfecta de jugadores de cantera y veteranos?

R. La relación de los jóvenes con futbolistas de más experiencia hace que crezcan, adquieran confianza y rendimiento. Un buen ejemplo es Pau y Albiol. El hecho de que juegue con Albiol le hace sentirse más seguro, con más confianza, es una pareja de centrales que se relaciona muy bien. El Villarreal apuesta por la cantera desde hace mucho tiempo y yo no entendería estar aquí sin esa responsabilidad.

P. Y viene una buena hornada en el submarino.

R. Estamos viendo la irrupción de jóvenes como Fernando Niño, al que le remarcamos: “Aprenderás cerca de Paco Alcácer y de Carlos Bacca”. Con Yeremi Pino sucede lo mismo. Irrumpe y, con gente veterana cerca, su asentamiento en el equipo resulta más fácil. A Álex Baena le planteamos también que tuviera un jugador en el que se vea reflejado internamente como Moi [Gómez]. Los jugadores jóvenes aprenden mucho cerca de otros con más experiencia. Me motiva esa parte del trabajo, pero sabiendo que hay que exigir un rendimiento.

P. Antes decía que Zidane es entrenador para el Real Madrid y escuchándole hay que concluir que Emery es entrenador para el Villarreal.

R. Me siento un privilegiado de formar parte de esta filosofía del Villarreal. Y también he tenido experiencia y conocimientos de los equipos en los que he estado en los que la cantera siempre ha estado muy presente. El hecho de combinar el rendimiento inmediato y trabajar con jóvenes que ves cómo progresan y se asientan es una de las mayores satisfacciones como entrenador, con la que me siento identificado.

P. Hablando de filosofía… ¿mantiene la idea de que prefiere ganar 5-4 que 1-0 o con el paso de los años ha ido matizando ese lema?

R. El objetivo es ganar, transmitir a tu afición o a la afición del fútbol cosas. Me gusta que mis equipos transmitan energía, que jueguen estimulando las emociones y eso son las ocasiones, el ataque, los goles, el juego vigoroso, las acciones de intensidad, en regates, desmarques, acciones defensivas, de esfuerzos solidarios… esos son los equipos que yo quiero. Siempre he considerado que un 5-4 llena más las expectativas y los objetivos que yo siento como entrenador. Pero siempre con la idea de ganar por delante. No niego que a mí me gusta ver goles, ver muchos goles a favor de mi equipo.

P. Y como hablamos de goles, ¿Alcácer merece ir a la selección?

R. Paco Alcácer tiene que seguir su camino de asentarse en el Villarreal aportando su trabajo, sus números y la selección será una consecuencia de lo que haga en el Villarreal. Él lleva un proceso bueno y si encaja en las miras de lo que quiere Luis Enrique, irá. Lo que no voy a decir es que se merece ir si el seleccionador todavía no lo considera, porque al seleccionador lo respeto mucho.

Etiquetas
----