Portada » España compuso su mejor himno al fútbol en el Olímpico de Kiev
Deporte

España compuso su mejor himno al fútbol en el Olímpico de Kiev

Fue una oda al fútbol. Un himno a la belleza del deporte más seguido en el mundoLo firmó la España que podía con todo y todos. Lo malo es que después llegó algo que nadie esperaba (yo el primero). El homenaje al fútbol compuesto en la capital de Ucrania significó el telón definitivo para esa selección capaz de ganar a cualquier rival. La obra la firmó Vicente del Bosque, con un reparto de lujo sobre las verdes tablas del Olímpico de Kiev y contra una Italia que asustaba, pero que terminó claudicando por cuatro goles a cero ante una España que, sin saberlo, despedía a esa generación de oro del fútbol mundial. 

La misma que dominó y ganó todo durante cuatro años, poniendo de acuerdo a todo el mundo.  Fue la obra cumbre, el momento dorado, pero curiosa y cruelmente, el último de gloria de una generación de oro., ese que no se llegó a disputar una vez que Iker Casillas pidiera a Proença que pitara el final del choque ante lo contundente del marcador.

Solo siguen tres jugadores

De aquel 1 de julio de 2012, de aquella España admirada y querida tan solo quedan Navas, Busquets y Sergio Ramos. El capitán repitió éxito en 2018, con la victoria del Real Madrid por tres goles a uno en la final de la Champions League ante el Liverpool.

La España que tocó la sinfonía perfecta del fútbol, jugaba sin delantero centro, al menos de inicio porque Fernando Torres tuvo tiempo de aparecer, firmar un gol y asistir a Juan Mata para que cerrara la goleada. Cesc era el encargado de moverse entre líneas y hacer las veces de falso nueve con la ayuda de dos magos como Silva e Iniesta.

Del Bosque siempre que habla de aquel partido en el Olímpico lo recuerda como: “Esa final fue el mejor partido de toda mi época por lo que significaba y por cómo se jugó. No olvido otros partidos, Bélgica, Bosnia, pero hacerlo así en una final…”.

Lo de jugar sin nueve era porque el seleccionador creía que así dominaba más el juego y por presionar el mediocentro rival. En la final los focos apuntaban a Pirlo en una Italia en la que también destacaban Balotelli, Cassano y De Rossi.

Cesc, el falso nueve, no puede olvidar la final del Mundial, pero cuando recuerda aquel partido:”No me creo que ganáramos 4-0 a Italia y en una final. No me lo creo todavía. Me sentía cómodo en esa posición”. En el grupo y se vieron las caras en un sufrido empate a uno.

En 2015 España también jugó en el Olímpico de Kiev. Nada que ver con aquel partido ante Italia. Mario Gaspar y David de Gea salvaron a España con su gol y con paradas de todo tipo. Tan solo repiten el portero y Busquets. Los otros que jugaron no cuentan para Luis Enrique, al menos en esta lista, aunque algunos como Thiago sea por problemas físicos.

Etiquetas
----