Portada » Fernando Alonso: “El primer día que probé el R25 no paré de sonreír”
Deporte

Fernando Alonso: “El primer día que probé el R25 no paré de sonreír”

Fernando Alonso hizo un excepcional ejercicio de memoria y resumió de su puño y letra un año histórico, el 2005 con Renault, bajo el sugerente nombre de “200 días asombrosos”, los nueve meses transcurridos desde que probó por primera vez el R25 en Cheste el 25 de enero hasta la victoria final el 25 de septiembre en Brasil.

Tan pronto como di las primeras vueltas supe que el R25 era un buen coche. Me bajé tras los primeros giros, en Valencia en enero, y no podía parar de sonreír. Sabía que tenía un buen coche y que habíamos resuelto los problemas del R24, así como los grandes desafíos del nuevo reglamento. En primer lugar, el coche era fácil de pilotar y de poner a punto, lo que era una gran ventaja para las carreras y el equipo de test este año. En general, era rápido en rectas en cualquier clase de circuito, lo cual significa que podíamos seguir nuestro programa muy rápido en las carreras.

Fernando Alonso (ESP) Renault R25 se proclamó el campeón más joven de la historia de la F1 2l 5 de septiembre de 2005. A Sebastian Vettel le faltó un punto para ser el bi campeón más joven de la historia de la F1 en Singapur 6 años después, el 25 de septiembre de 2011

Y esto ayudaba mucho porque las reglas de este año solían restringir el tiempo del coche en pista: el reglamento nos daba sólo dos juegos de neumáticos el viernes, así que teníamos que usarlos cuidadosamente y también limitábamos nuestra marcha para evitar gastar kilometraje de motor. El R25 tenía un buen nivel de eficiencia aerodinámica y desgastaba bien los neumáticos. También era un coche que daba confianza al piloto, era estable en las curvas rápidas y me permitía frenar tarde sin ninguna sorpresa.

“Un motor como para estar orgulloso”

También estuve realmente orgulloso de ver el motor RS25 V10 trabajando en circunstancias difíciles. Los ingenieros descubrieron que tenía que durar dos fines de semana muy tarde en el proceso de desarrollo, pero la fiabilidad de este año ha sido excepcional. Nuestros dos títulos mundiales han sido una gran recompensa para todos los que han trabajado tan duro en Viry. Rob White, nuestro director técnico de motor, siempre dice que lo importante son las prestaciones totales del coche, no sólo de algunas de sus partes. Este año hemos fabricado un conjunto muy equilibrado y sacado lo máximo de él en pista.

FERNANDO ALONSO (ESP) RENAULT R25 EN EL CIRCUITO DE SPA FRANCORCHAMPS EN EL GP DE BELGICA DE F1 EL SABADO 10 DE SEPTIEMBRE DE 2005 – 20050910

¡Y los pilotos hemos puesto de nuestra parte también por supuesto! De hecho, con las nuevas normas estaba claro que necesitabas estar en el ritmo de carrera ya desde el inicio del fin de semana. Si la puesta a punto era mala, hacíamos tan pocas vueltas durante el fin de semana que el problema podía subsistir hasta el domingo por la tarde. En la Fórmula 1 moderna, cada error se penaliza porque no tienes tiempo de remediarlo. Pero con el R25 pudimos evitar casi todas las trampas.

“Velocidad y fiabilidad fueron nuestras principales armas”

La gente habló mucho sobre la velocidad de los McLaren este año, y decían que si no hubieran tenido esos problemas de fiabilidad, habría sido mucho más duro para mí conquistar el título. No estoy de acuerdo con esa idea. Las prestaciones de un monoplaza surgen de la combinación de dos cosas: velocidad y fiabilidad. En Enstone y Viry nuestros ingenieros arrancaron bajo el principio de que para pelear por el título mundial primero, y sobre todo, necesitas poder terminar en el podio en cada carrera. Por supuesto queríamos un coche rápido, pero también sabíamos que teníamos que acabar carreras. Pasando por la bandera a cuadros es como sumas puntos y sumando puntos es como ganas el campeonato.

2005 Brazilian Grand Prix D Sunday Race, Interlagos, Sau Paulo, Brazil . 25th September 2005 Fernando Alonso, Renault R25 celebrates winning the FIA Formula One World Drivers Championship. World Copyright: Peter Spinney/LAT Photographic ref:Digital Image Only (a high res version is available on request) – 20050926

“Atacar fue mi mejor defensa”

Desde la carrera inaugural de la temporada, sabíamos que el equipo había hecho un gran trabajo con el nuevo reglamento, pero también estábamos muy sorprendidos de que Renault fuera capaz de ganar las cuatro primeras carreras. Aún así, nuestro éxito vino precedido de varias decisiones inteligentes tomadas en invierno que dieron resultado: quizás el R25 no fuera el coche más rápido, pero sí que era el más competitivo durante todo el fin de semana. En un año en el que el reglamento cambió radicalmente, creo que nuestra gran arma ha sido la habilidad para encontrar el compromiso ideal.

“McLaren debía haber estado listo desde el principio”

Al final del año, McLaren tenía una ventaja definitiva en cuanto a velocidad. Pero mantuvimos la calma y adoptamos una estrategia más agresiva. No era cuestión de limitar los daños sino de poner presión sobre nuestros oponentes. Pat Symonds decía que “atacar es la mejor forma de defenderse” y tenía razón. Para mí no fue sólo salir a sumar puntos o tomar riesgos estúpidos, sino que viajé a cada carrera determinado a intentar ganar. Eso sí, tan pronto como era posible, cuidaba mi equipamiento y me aseguraba de conseguir un buen resultado.

El hecho es que el piloto que gana el campeonato es el tipo capaz de sumar más puntos. Quizás levantamos una ventaja en las primeras carreras, pero McLaren debería haber estado listo desde la primera carrera. Se gana el campeonato en una temporada completa, no sólo en la mitad.

“Estoy muy orgulloso de haber ganado con Renault”

¿Qué puedo decir? Estoy muy orgulloso de haber ganado con este equipo. Me uní a ellos como piloto de pruebas desde 2002 y estábamos luchando por el quinto puesto en el Mundial por entonces. Hemos crecido juntos, hemos subido escalón a escalón y hemos ido de pelear por los puntos a pelear por las victorias. Hemos tenido momentos inolvidables juntos, como mi primera victoria en Budapest en 2003. También hemos tenido momentos difíciles, como la pérdida del segundo puesto con BAR-Honda el año pasado o a mí golpeando el muro en Canadá en junio, lo que no son buenos recuerdos. Pero hay poderosos vínculos entre todos nosotros. Renault no tiene el mayor presupuesto de la Fórmula 1: Ferrari o McLaren gastan mucho más que nosotros. La diferencia está en la calidad de la gente.

La oficina de diseño, el departamento de producción y el túnel de viento han hecho muchas horas extraordinarias. Todo el mundo ha dado de más sin esperar nada a cambio. No soy el único campeón en el equipo, con el título de campeones en nuestro bolsillo, todos lo somos, y a ellos les debo el gran resultado de este año.

“Fisico y yo somos amigos y el equipo es la prioridad”

Yo nunca he tenido un compañero de equipo que me haya hecho la vida fácil. Jarno Trulli en 2003 y 2004, y después Giancarlo son dos de los pilotos más rápidos en la Fórmula 1. Hemos trabajado juntos en Renault y ambos me empujaron hasta el límite en las pasadas temporadas. En 2005, Fisico tuvo un gran arranque con su victoria en Melbourne. Después, desafortunadamente, tuvo algunos problemas y a pesar de ello fuimos capaces de trabajar juntos perfectamente: nunca hubo nada de ocultar datos o anteponer intereses personales. Lo que era mejor para el equipo era lo primero, así que compartimos telemetría y tratamos de encontrar soluciones juntos. Dimos lo mejor para ganar el título de constructores.

Desde el punto de vista humano, no hubo problemas, somos amigos y eso es bueno para Renault. Creo que tenemos un equipo equilibrado y no puedo esperar más tiempo para volver a ser el compañero de Fisico el año que viene.

----