Portada » Gil Manzano, el árbitro que se disculpó por un error contra el Valencia, vuelve a Mestalla para pitar al Madrid
Deporte

Gil Manzano, el árbitro que se disculpó por un error contra el Valencia, vuelve a Mestalla para pitar al Madrid

Gil Manzano es el árbitro elegidopara pitar el partido del domingo entre el Valencia y el Real Madrid del domingo 8 de noviembre a las 21 horas. El colegiado extremeño se ha convertido en tendencia en las redes sociales poco después de que la RFEF haya hecho oficiales las designaciones para la jornada 9 de Liga. Muchos aficionados le han recordado al árbitro extremeño un error de su último partido dirigido en Mestalla. Fue el 25 de enero de 2020, en el partido frente al Barcelona. En el minuto 42 de partido, Gil Manzano cortó un claro contragolpe de Ferran Torres, al señalar falta previa de Umtiti. Fue llamativo -y se le agradeció el gesto entonces- ver cómo se disculpaba juntando las manos, tras darse cuenta de su error. El árbitro, sin embargo, parecía que había dado la ventaja, pero finalmente pitó la falta y amonestó a Umtiti.

 

La acción, más allá del llamativo gesto en el que juntaba las manos en señal de disculpa, no tuvo más repercusión ya que el Valencia ganó 2-0 al final del partido. Pero son más las acciones recientes que se le recuerdan a Gil Manzano entre la afición valencianista.

Celta Valencia esta temporada

La última vez que Gil Manzano ha pitado al Valencia esta temporada fue en Balaídos en el partido contra el Celta. Cierto es que aquí la polémica se centró sobre todo en la forma en la que el VAR tiró las líneas para dar validez a un gol local en el que se apreciaba fuera de juego de Aspas. Además, se le reclamó un penalti de Aidoo sobre Manu Vallejo en los minutos finales de partido.

Otros errores que se le recuerdan

Además, de la temporada pasada se le recuerdan otras dos acciones para la polémica. La primera de ellas, parece un error técnico claro. En el partido Valencia – Real Sociedad, de la primera jornada de Liga, en el minuto 100 de partido, pitó una falta a favor de la Real al borde del área. En el lanzamiento Odegaard se puso a menos de un metro de la barrera valencianista y se ejecutó el lanzamiento. El balón chocó en el brazo de Coquelin. Penalti, gol y empate. El problema es que la normativa indica que ningún jugador contrario se puede puede colocar a menos de un metro de la barrera.

En marzo, poco antes del estado de alarma, en el partido Alavés- Valencia no sancionó con penalti un derribo de Pacheco sobre Denis Cheryshev. Cierto es que esta es una decisión de apreciación, aunque los valencianistas se quejaron amargamente.

Etiquetas
----